Red Dragon

Bluedharma (Flickr)

La Estación Espacial Internacional (EEI) ha implementado recientemente una tecnología llamada DTN, que se corresponde con [Delay/Disruption Tolerant Networking](https://techcrunch.com/2016/06/21/iss-installs-networking-tech-that-may-soon-connect-the-whole-solar-system/) (DTN). La EEI lo lleva desarrollando 10 años con esta tecnología como parte del programa de Sistemas de Exploración Avanzada. Su gran ventaja es la posibilidad de almacenar en nodos localizados en el espacio piezas de información, lo que **permite obtener transmisiones rápidas y fiables**, o al menos, más que ahora.

DTN permitirá **localizar los nodos en puntos muy alejados entre sí a lo largo de todo el Sistema Solar**. Mediante el reparto de los datos, sería posible, por ejemplo, que incluso con grandes interrupciones en las conexiones, como podría darse con ciertos movimientos puntuales por parte de los planetas o meteoritos, no habría pérdida de datos. Se puede decir que **funciona de manera similar a ciertas formas de P2P** como las descargas por torrent.

En otras situaciones en las que las comunicaciones sean complicadas, como se da con radiación o falta de alimentación energética, también ejecuta sus funciones, y es que con tan solo 5 minutos de iluminación al día es capaz de enviar los datos de manera continuada, en vez de esperar a que las baterías se recarguen.

El protocolo **ha sido añadido al Telescience Resource Kit**, por lo que la EEI puede ser el primer lugar donde nazca esa red del sistema solar. Lo bueno es que, según los responsables, la experiencia con DTN indica que también podría ser útil en un contexto terrestre donde las comunicación también son erráticas a menudo.