La presencia de basura espacial es un problema cada vez más recurrente para los astronautas de la Estación Espacial Internacional. Este martes 30, por ejemplo, la NASA se vio obligada a cancelar una caminata espacial que llevaba varios días programada. El motivo fue una posible amenaza de seguridad provocada por desechos cercanos.

Según CBS, la determinación se tomó en las primeras horas de hoy tras recibir una notificación de escombros para la Estación Espacial Internacional. No se ha mencionado cuál era la procedencia de los mismos, pero las primeras sospechas apuntaban a la reciente explosión de un satélite realizada con un misil ruso, algo que no se ha confirmado ni descartado públicamente. Dicha situación fue motivo de polémica, ya que obligó a los astronautas a resguardarse en las cápsulas salvavidas de la EEI.

De todos modos, la cancelación de la caminata espacial fue meramente por precaución. Así lo explicó la NASA con un breve comunicado en su blog y redes sociales: "Debido a la falta de oportunidades para evaluar adecuadamente el riesgo que podría representar para los astronautas, los equipos han decidido retrasar la caminata espacial del 30 de noviembre hasta que haya más información disponible".

Para llevar tranquilidad, las autoridades han mencionado que el riesgo que afrontaban los astronautas de la Estación Espacial Internacional se encontraba apenas un 7% por encima del parámetro normal de 1 sobre 2700 posibilidades de sufrir una perforación del traje espacial.

La basura espacial es un peligro permanente para la Estación Espacial Internacional

NASA Goddard Space Flight Center

La actividad pautada para hoy, y luego abortada, tenía como protagonistas a Thomas Marshburn y Kayla Barron. Los integrantes de la actual tripulación de la Estación Espacial Internacional debían reemplazar una antena de radio de banda S que no funcionaba correctamente. El dato singular es que se trataba de la primera caminata espacial de Barron, quien ahora deberá esperar su reprogramación.

Como mencionamos al comienzo de este artículo, lidiar con los desechos es un problema cada vez más recurrente para la Estación Espacial Internacional. Recordemos que en lo que va de noviembre, además de la cancelación de la caminata y el episodio del misil ruso, la EEI también debió realizar una maniobra para esquivar un trozo de basura espacial. Esto último se produjo por la aparición de un fragmento del satélite chino Fengyun-1C, destruido en 2007.

En tanto que en junio pasado, los astronautas detectaron la perforación de uno de los brazos robóticos de la Estación Espacial Internacional; situación que también se ha dado por la presencia de objetos que viajan a altísima velocidad por el espacio.