El momento más complicado para un equipo de Fórmula 1 durante una carrera es el cambio de neumáticos, una tarea que conlleva unos 2 segundos aproximadamente puede hacer que un piloto gane una carrera o la pierda. Los pit stop son fundamentales, y obligatorios, y por ello los equipos ensayan durante meses para formar un grupo de personas que trabajen con una precisión milimétrica. Y el equipo Williams ha conseguido un nuevo récord en la Fórmula 1, el pit stop más rápido en una carrera oficial de la historia de esta competición.

El equipo Williams ha conseguido realizar en todos los grandes premios disputados esta temporada el pit stop más rápido pero todavía no había conseguido bajar de la barrera de los 2 segundos. En China, España y Canadá se quedó muy cerca, en dos segundos y una décima, pero en el Gran Premio de Europa han logrado esa fantástica marca de 1.92 segundos. Estas son las paradas más rápidas desde el inicio de la temporada:

  • GP de Australia: Valtteri Bottas, 2.35 segundos.
  • GP de Barhein: Felipe Massa, 2.27 segundos.
  • GP de China: Felipe Massa, 2.10 segundos.
  • GP de Rusia: Felipe Massa, 2.23 segundos.
  • GP de España: Felipe Massa, 2.12 segundos.
  • GP de Mónaco: Valtteri Bottas, 2.43 segundos.
  • GP de Canadá: Valtteri Bottas, 2.11 segundos.
  • GP de Europa: Felipe Massa, 1.92 segundos.
La pistola que usan los mecánicos de la Fórmula 1

DHL concede un premio al final de la temporada al equipo que realice el pit stop más rápido.

Hasta ahora el récord lo tenía el equipo Red Bull con un pit stop de Mark Webber en 1.923 segundos en el GP de EEUU 2013. Pero cambiaron las normas y ahora se redondea solo con dos decimales por lo que técnicamente no sabemos si es más rápido que el de Webber. Tan solo este cambio de norma ha permitido a Williams igualar el récord y mejorarlo porque ya no se facilita el dato como hace unos años.

La clave para lograr estas paradas de infarto son dos: la coordinación del equipo y las pistolas con las que quitan y ponen las ruedas. Hasta hace pocos años se empleaban pistolas que usaban helio para acelerar el cambio de tuercas pero dado que es un elemento escaso se tomó la decisión de no usarlo. Los expertos afirmaban que se ganaba un 30% de velocidad al usar helio por lo que el 1.92 segundos logrado por el equipo Williams es todavía más increíble si cabe.

La prohibición del uso de helio ha convertido las pistolas en dispositivos muy tecnológicos ya que cuentan con un sensor magnético que permite al mecánico elegir la fuerza de apriete necesaria para la rueda. Este sistema es muy interesante porque el mecánico puede configurar el par de apriete de cada tuerca de cada rueda directamente en la pistola gracias a un selector con LEDs y ganar unas valiosas décimas.

1,92 segundos es una marca muy complicada de superar, aunque hay algún equipo como Ferrari que asegura haber logrado cambiar las cuatro ruedas en 1,85 segundos durante el Gran Premio de Japón del pasado año. Pero la grabación oficial demostró que fue algo más lento. En la Fórmula 1, cada décima de segundo es vital para el equipo y el piloto, ganar un segundo en una parada para cambiar cuatro neumáticos puede marcar la diferencia entre dos equipos.