Mientras se realizan las pruebas de pretemporada en Valencia de cara a su octava temporada, la Fórmula E dio a conocer algunos detalles del nuevo coche que se pondrá en pista a partir de la novena. El Gen3, como se ha denominado al monoplaza eléctrico de nueva generación, llegará con grandes cambios en comparación con el modelo que se utiliza actualmente. Dichas modificaciones corresponden tanto al tanto al apartado de diseño como al mecánico, pero con un objetivo en mente: la eficiencia.

Según los directivos de la Fórmula E y la FIA, el Gen3 será el coche de carreras más eficiente del mundo. Esto se debe a la incorporación de unas cuantas novedades que se han adelantado a los equipos participantes de la categoría en las últimas horas. Si bien es cierto que los fabricantes comenzarán a recibir los monoplazas durante la primavera de 2022, ya se están poniendo al día con las innovaciones en carpeta. Aún no hay fotos oficiales del vehículo, pero será cuestión de tiempo hasta que se acabe el misterio.

En comparación con los Gen2 utilizados hoy en día por la Fórmula E, el modelo de nueva generación será el primer automóvil de fórmula que no contará con frenos hidráulicos traseros. Esto se debe a que el Gen3 incorporará dos motores, uno de 350 kW en el tren trasero, y uno de 250 kW en el delantero; así, brindará una capacidad regenerativa de 600 kW, lo que representa más del doble de lo que pueden ofrecer las versiones actuales. De hecho, desde la divisional aseguran que el 40% de la energía utilizada durante las carreras se regenerará durante el frenado.

Y con el aumento de la potencia del motor eléctrico de los 250 kW actuales a los 350 kW (unos 470 caballos, aproximadamente), los Fórmula E alcanzarán una velocidad máxima de 320 km/h a partir de la temporada 2022/2023. Además, los encargados de la categoría de monoplazas eléctricos aseguran que la relación peso-potencia del Gen3 es dos veces más eficiente que la de un coche con un impulsor de combustión interna equivalente.

La Fórmula E quiere patear el tablero con el Gen3

Los Gen3 de Fórmula E aún no se han dejado ver públicamente | Imagen: Fórmula E

Como decíamos previamente, no todos los cambios preparados para 2023 se relacionan exclusivamente a la parte mecánica. El Gen3 de la Fórmula E será más pequeño y más liviano que la versión actual. El nuevo coche será 7 centímetros más angosto que el Gen2 (1,7 contra 1,77 metros de ancho), y 16 centímetros más corto (5 vs. 5,16 metros de largo). Su peso será de 780 kilogramos con piloto incluido, contra los 900 kg actuales.

Tomando en cuenta que la categoría compite en circuitos estrechos —callejeros, mayormente—, la reducción en el tamaño de los monoplazas apunta a generar más batallas y sobrepasos, y a una mayor velocidad.

Además se anunció que las piezas de fibra de carbono que se rompan de las carrocerías durante las carreras se reciclarán. Para ello se implementará un sistema de reutilización desarrollado por las industrias aeronáutica y aeroespacial; así se podrá encontrar una nueva finalidad a las partes en cuestión. Pero esto no es todo, ya que un 26% del compuesto utilizado para los neumáticos será de materiales sustentables.

Con esta nueva versión de sus monoplazas, la Fórmula E quiere dar un nuevo golpe de efecto a la categoría. A pesar de la baja de equipos oficiales importantes como BMW y Audi para la octava temporada, y con la certeza de que Mercedes —el actual campeón de la mano de Nyck De Vries— no participará de la novena, los ingenieros no escatiman en innovación. Al fin y al cabo, se ha avanzado muchísimo en estos años para superar obstáculos; no olvidemos que en las primeras temporadas, por ejemplo, los pilotos debían cambiar de coche a mitad de una carrera.

Jean Todt, el presidente de la FIA, asegura que el Gen3 es "un automóvil creado en la intersección del alto rendimiento, la eficiencia y la sostenibilidad". La próxima temporada de la Fórmula E, aún con los Gen2, comenzará en enero en Arabia Saudita, y finalizará en agosto en Corea del Sur.