El terremoto político del Brexit y las elecciones del 26-J marcan la agenda del fin de semana. Nada será lo mismo después de estos días de vértigo. Entre tanta incertidumbre y sorpresa, el humor se abre paso para sobrellevar la montaña rusa de la política. Un vistazo a las portadas de la publicación Hermano Lobo nos permite recordar que todo vuelve. ¿Hasta las hombreras?

Hermano Lobo fue un semanario en clave de humor impulsado por Ángel García Pintado y Chumy Chúmez. Sus 213 números contaron con la colaboración de escritores como Francisco Umbral, Manuel Vicent o Manuel Vázquez Montalbán. Entre sus ilustres dibujantes destacaban Forges, El Roto (que por aquel entonces firmaba como Ops), Perich o Quino. La revista, cuyo último número vio la luz en junio de 1976, se inspiró en la publicación francesa Charlie Hebdo. Cuando se cumplen cuarenta años del fin de Hermano Lobo, merece la pena recordar algunas de sus mejores portadas:

hermano lobo
La España de las frutas andorranas parecía previsible. O al menos eso indican las declaraciones de Manuel Fraga, por aquel entonces vicepresidente y ministro de Gobernación, recogidas por Hermano Lobo. Por aquel entonces, sin embargo, los partidos no habían sido legalizados -algo que tuvo que esperar a la Ley de Reforma Política de enero de 1977-. El Partido Comunista de España tuvo que esperar un poco más, hasta que Adolfo Suárez decidió autorizar su existencia en el famoso "Sábado rojo" de 1977. Las declaraciones ficticias de Fraga, a pesar de ello, resultan premonitorias ante el cambio político observado el 20 de diciembre y que, muy posiblemente, se repetirá mañana 26 de junio.

hermano lobo
Además del efecto del Brexit sobre la política europea, las elecciones del 26-J llegan marcadas por el escándalo de Jorge Fernández Díaz. El ministro de Interior en funciones aparece en unas polémicas grabaciones difundidas por el diario Público, en las que el vallisoletano charla con el jefe de la Oficina Antifraude catalana para fabricar presuntamente escándalos contra ERC y CDC. Por este motivo, todas las fuerzas de la oposición han pedido su cese. Hermano Lobo de nuevo vuelve a ironizar con la dimisión, cuarenta años antes de noticias de este tipo, con un punto de humor e ironía que caracterizó a la revista considerada como sucesora de La Codorniz.

hermano lobo
Pero si algo ha caracterizado esta campaña electoral ha sido el intento de las diferentes formaciones para movilizar a su electorado. El cansancio político ante una nueva convocatoria de comicios pesa en la ciudadanía, por lo que los equipos de comunicación han hecho un esfuerzo doble para conseguirlo. Merengues en el caso del Partido Popular, corazones para Unidos Podemos, vídeos electorales en el bar por parte de Ciudadanos y flores en el PSOE han sido algunas de las acciones empleadas. Todos, con el mismo objetivo: presentarse como el partido mejor preparado para gobernar el futuro del país. El resto, el caos. Como dijera Hermano Lobo.

hermano lobo
Gane quien gane este domingo, una de sus principales preocupaciones será reducir la elevada tasa de desempleo en España. A pesar de que el número de parados se ha reducido por debajo de los cuatro millones de personas, la cifra sigue siendo suficientemente alta y en condiciones de precariedad laboral como para que sea una prioridad fundamental del próximo Gobierno. En enero de 1975, el semanario sacaba en portada el problema del paro. Cuarenta años después, la situación parece no haber mejorado... demasiado.

hermano lobo
Otro de los temas que deberá abordar el grupo que gobierne nuestro país será una posible reforma constitucional. La inclusión de derechos sociales, un nuevo encaje de los territorios denominados "históricos" o la introducción de la Unión Europea en la Carta Magna son algunas de las promesas planteadas por Unidos Podemos, PSOE o Ciudadanos. En marzo de 1976, cuando la Constitución todavía era una utopía, Hermano Lobo ya apuntaba a una reforma "destitucional". Todo estaba por hacer: echar abajo la dictadura franquista y construir la democracia en España.

A pesar de que Hermano Lobo vio la luz por última vez hace cuarenta años, Ediciones Pléyades y la Universidad de Salamanca hicieron un esfuerzo en 2007 por rescatar del olvido esta revista de humor y política. Merece la pena repasar sus viñetas, portadas y artículos, digitalizados en su página web, en un sábado de reflexión como éste.

👇 Más en Hipertextual