Cambios. Muchos cambios son los que ha sufrido Twitter en los últimos años mientras se sigue poniendo en duda la capacidad de maniobra de sus responsables y el futuro a largo plazo de la plataforma. No obstante, y pese al lento crecimiento en número de usuarios, la compañía sigue actualizando la plataforma con nuevas propuestas. Esta vez, eso sí, centradas en el vídeo y en Vine.

Y es que Twitter se ha cargado de un plumazo a Vine. Al menos al Vine de vídeos extremadamente cortos que servían para dar un punto de creatividad a esa falta de tiempo disponible, pues a partir de ahora, se acabaron los vídeos minúsculos y se dará la bienvenida a los vídeos en Vine más largos, que dispararán su duración hasta los 140 segundos.

A partir de ahora los vídeos disparan su duración a 140 segundos De momento, y una de las bases de los usuarios activos de Vine, que le vieron el interés los vídeos más cortos, van a encontrar en este movimiento un motivo para mudarse a otras plataformas cuyos usuarios no solo están más activos, es que su acceso diario es mucho mayor que el de Vine o el de Twitter.

Veremos cómo le sale este movimiento a la compañía con la sombra, grande y alargada, que tanto Snapchat como Instagram llevan proyectando el jardín delantero de Twitter y Vine, todo con la intención de robarles parte de su cuota de usuarios.