Lamentablemente, más allá de rogar que tu proveedor de servicios ofrezca la mejor velocidad que puedas pagar y que funcione bien constantemente, poco es lo que puedes hacer. Sin embargo, cuando hablamos de la conexión WiFi, hay ciertas cosas inherentes al router que pueden causar variaciones en la velocidad sin que la culpa sea de tu ISP, o de tu ordenador, o de la maldición que afecta a todas las generaciones de tu familia desde 1892.

Elegir el mejor canal de transmisión

Aunque para algunos usuarios más conocedores esto pueda parecer simple sentido común o algo que todo el mundo debería saber, no lo es. Cuando instalas un router para ofrecer conexión a Internet en tu casa, el dispositivo elige un canal de transmisión de la señal automáticamente. El detalle está en que el router de tu vecino de al lado, de tu vecino de en frente, de tu vecino de arriba, de atrás, de todos lados... hace lo mismo, y si todos los routers transmiten en el mismo canal, este se satura y la velocidad de tu Internet se puede ver afectada, bastante.

Muy pocas personas se detienen a configurar al detalle sus routers, algunos siquiera añaden una contraseña, mucho menos se paran a elegir el mejor canal de transmisión. Hacerlo es sumamente sencillo, y lo mejor es que puedes utilizar una simple aplicación para escanear los canales de transmisión a tu alrededor y elegir el mejor.

mejorar la velocidad del WiFi
WiFi Analyzer para Windows 10

  • En Android puedes usar WiFi Analyzer
  • En Windows 10 también cuentas con WiFi Analyzer
  • En OS X puedes buscar desde Spotlight la herramienta "Diagnóstico inalámbrico".

Ejecutando cualquiera de esas herramientas podrás conocer cuál es el canal óptimo en el que debe transmitir tu router. Una vez que lo sepas, haz un test de velocidad base y luego abre la configuración de tu router y cambia el canal.

mejorar la velocidad del WiFi
Así se configura el canal en un router Netgear

En la mayoría de los casos podrás acceder a la configuración del router desde el navegador escribiendo la dirección IP 192.168.1.1 o 192.168.0.1. Si no te funciona, revisa las instrucciones de tu dispositivo. En la sección donde se configura la conexión inalámbrica, justo en el mismo sitio donde eliges el nombre de tu red WiFi, puedes cambiar el canal, casi siempre dirá "automático", elige el mejor según el análisis anterior y haz un nuevo test de velocidad. Feliz vida.