Tener conexión a internet allá donde vayas en vacaciones ha pasado de ser una excentricidad a ser toda una necesidad. Saber dónde hay un hospital, un restaurante o un comercio, conocer la previsión meteorológica o, simplemente, estar informado. Son solo algunas cosas que puedes hacer en internet. Eso y, por descontado, ver películas o vídeos en Netflix, YouTube, Prime Video y un largo etcétera. Vamos, que internet ya es algo tan importante como el agua corriente o la electricidad. Y gracias a los datos ilimitados que ofrece tu tarjeta SIM, puedes tener internet sin cables salvo que no tengas cobertura móvil en tu lugar de vacaciones.

Por lo demás, acceder a internet fuera de tu hogar es más fácil que nunca. Para empezar, los proveedores de telecomunicaciones se han decidido a lanzar ofertas asociadas a una segunda línea de fibra óptica o conexión ADSL a un precio más económico que si lo contrataras de cero. Esto es ideal para segundas residencias en las que vas a pasar, al menos, dos meses.

Pero si haces números, la opción más económica, y que requiere menos ajetreo, sigue siendo el internet sin cables que te brindan los datos móviles. La cobertura 4G está muy extendida. Y si tienes un poco de suerte, tal vez incluso te llegue algo de 5G. A sus velocidades, combinadas con las ofertas de datos ilimitados, podrás tener internet gracias a tu tarjeta SIM.

Conexión a Internet WiFi con datos móviles

Si en alguna ocasión necesitas acceder a internet y no tienes un punto WiFi cercano, puedes crear uno desde tu smartphone. Tanto iOS como Android permiten crear un punto de acceso personal o hotspot para que otros dispositivos se conecten a él vía WiFi y así tener conexión a internet.

El inconveniente es que tendrás tu iPhone o Android secuestrado. Es decir, tendrá que hacer esa función de punto WiFi, por lo que no podrás moverlo fuera de casa. ¿Otra consecuencia? La duración de la batería se verá reducida. Pero hay una alternativa. Los routers portátiles.

Cuando no hay acceso a internet por fibra óptica o ADSL, la mejor alternativa es la conexión móvil. En la actualidad, acceder a internet por 4G o 5G permite acceder a servicios que requieren gran velocidad como ver vídeo por streaming, realizar videollamadas o simplemente jugar online.

Y la mejor manera de exprimir los datos ilimitados de una tarjeta SIM es empleando un router WiFi. Primero fueron los módems USB 3G o 4G. También se conoce como dongle. En apariencia es un pendrive. Pero, en realidad, permite que accedas a internet vía datos móviles desde tu ordenador. Conectas la tarjeta SIM en la ranura correspondiente y, luego, el dongle en un puerto USB de tu ordenador. Ya tienes internet sin cables. Puedes encontrarlos a unos precios que rondan desde los 20 € a los 60 €, según el modelo.

  • El TP-Link M7000 es perfecto para aquellos que buscan movilidad y tamaño reducido.

Pero, ¿y si quiero internet para varios dispositivos a la vez? Hoy en día se siguen vendiendo los módems USB o dongles, pero ya es más habitual que te encuentres con routers portátiles. Su precio se mueve entre los 30 € y los 60 €, aunque hay modelos más sofisticados que pueden alcanzar la franja de los 100 € y 200 €.

Routers portátiles, internet WiFi para viajar

Los routers portátiles tienen el aspecto de un router al uso pero en versión reducida. También coinciden en contar con puertos similares, como entrada LAN/WLAN, puerto USB, entrada de alimentación, etc. Y, por descontado, tienen cobertura WiFi, bien con antena interna o con antenas exteriores.

Las diferencias aparecen en cuanto vemos la ranura para la tarjeta SIM. Es su fuente para ofrecer internet a tus dispositivos. Otra diferencia es que, según el modelo de router portátil, puede alimentarse de la corriente eléctrica, o bien, cuenta con una batería interna para que sea 100% portátil.

Hay routers portátiles todoterreno que permiten dar internet vía Ethernet o vía tarjeta SIM, de manera que tu plan de datos ilimitados 4G o 5G pasa a ser un punto WiFi al que se conectarán tus dispositivos: televisores, tablets, ordenadores, videoconsolas…

Por lo demás, su comportamiento es el mismo que el router que tienes en casa. Es decir, permite alcanzar velocidades altas, teniendo en cuenta las limitaciones propias de la tecnología WiFi y la buena cobertura 4G o 5G que tengas. Y la seguridad suele ser similar, con puertos abiertos y otros cerrados.

  • Pequeño y compacto, con batería y 4G y compatible con múltiples dispositivos. Si eso es lo que buscas, prueba este mini router Huawei 4G.

En el momento de escribir estas líneas, la práctica totalidad de routers portátiles son compatibles con 4G y 4G LTE. Todavía tendremos que esperar a ver dispositivos 5G. Eso en cuanto a los datos móviles. Respecto al WiFi, ocurre lo mismo. La mayoría de routers portátiles ofrecen WiFi 5 en las dos modalidades habituales: conexión de 2’4 GHz y conexión de 5 GHz. Los modelos WiFi 6 destacan por su escasez.

En resumen. Si vas a viajar y necesitas internet sin cables de manera habitual, la manera más cómoda es empleando un router portátil. Fácil de instalar y sin apenas configuración, te dará conexión inalámbrica para todos tus dispositivos estés donde estés, siempre y cuando llegue la cobertura móvil.