Las células madre acercan el sueño de crear ojos en el laboratorio
ra2studio | Shutterstock

Los ojos no son solo la "puerta" para conocer el mundo a través del sentido de la vista. También son uno de los órganos más complejos que existen, cuyas partes derivan de diferentes estructuras embrionarias como el neuroectodermo (en el caso de la retina) o la cresta neural (iris). Reconstruir ojos en el laboratorio serviría para abordar problemas como la ceguera, aunque este desafío todavía siga siendo un reto. Pero un estudio publicado hoy en la revista Nature nos acerca un poco más a ese sueño.

Las células madre pueden generar diversos tejidos del ojo en el laboratorio e incluso formar parte de los trasplantes del futuro El equipo de Kohji Nishida, de la Universidad de Osaka (Japón), ha conseguido utilizar células madre para desarrollar diversos tejidos del ojo en el laboratorio. El grupo utilizó las conocidas como células madre pluripotentes inducidas (células iPS), que no derivan de embriones sino de células adultas diferenciadas, con el fin de desarrollar terapias regenerativas en oftalmología. Las células madre han protagonizado considerables avances en los últimos años en este campo, con ensayos como los realizados en Japón o Europa con resultados positivos. Sus resultados, sin embargo, van un paso más allá al demostrar que es posible crear diferentes tejidos especializados in vitro. Como se observa en el siguiente vídeo, las células madre son capaces de organizarse a lo largo de la semana en círculos concéntricos mimetizando las diferentes estructuras que forman parte de nuestros ojos.

El Dr. Rubén Pascual, responsable de la sección de Oftalmología infantil y Estrabismo en el Hospital San Pedro en Logroño y autor del blog Ocularis, explica a Hipertextual que "se trata de una investigación sólida, bien hecha y que augura un buen futuro a un grupo de enfermedades que no son raras, como las quemaduras corneales o las enfermedades crónicas de la superficie ocular". Y es que tras desarrollar diversos tejidos del ojo in vitro, los investigadores se preguntaron si era posible trasplantar el epitelio corneal generado en el laboratorio. Su objetivo no era otro que evitar en el futuro los tradicionales trasplantes de córnea, que permiten sustituir el lente externo transparente en la parte frontal del ojo. Estas intervenciones se han realizado con éxito desde principios del siglo XX. Evitar los problemas de rechazo, aunque los riesgos sean menores que en otras operaciones, puede ser factible gracias al uso de células madre.

Para ello el equipo de investigación utilizó "láminas" de epitelio de la córnea para trasplantarlas en conejos. Así fue como demostraron que el tejido derivado de las células iPS permite recuperar la visión de estos modelos animales. Un resultado que ha llevado a los científicos a señalar que están listos para iniciar el primer ensayo clínico en humanos con una aproximación de este tipo. Según Pascual, el tema no es del todo novedoso para un oftalmólogo. "Son ya unos cuantos años en los que las enfermedades del epitelio corneal (la capa de células en su superficie externa) tienen puestas sus esperanzas en el trasplante de células madre", sostiene. A su juicio, este trabajo "no va a revolucionar la oftalmología como tal" ya que "no se trata de regenerar la retina ni el nervio óptico", que son los tejidos del ojo más necesitados de tratamientos novedosos. Tampoco se podrá curar la miopía o la vista cansada. En su opinión, este tipo de terapias con células madre "se enfocará en un perfil concreto de pacientes". A pesar de ello, estos visionarios tratamientos auguran un futuro que, en palabras de Pascual, "es sin duda prometedor".

hazte socio

Recomendados