La Patent & Trademark Office de los Estados Unidos ha publicado una patente de Apple que revela una avanzada pantalla de tecnología OLED que será más brillante y delgada incorporando, además, un lector de huella dactilar.

Esto permitiría, si Apple lo desea, reemplazar o eliminar el botón home del iPhone o el iPad y que sea la pantalla la que pueda desbloquear el terminal o realizar compras en la tienda de aplicaciones.

Las ventajas de las pantallas OLED son ya conocidas: un contraste percibido casi infinito, un consumo inferior en interfaces oscuras como la del Apple Watch y mayor espectro de color en los mejores casos. El problema es que iOS está diseñado para pantallas LCD, con interfaces que emplean el blanco.

La clave es intercalar fotodiodos junto a los subpixeles de colores para leer la huela o permitir que la pantalla sea usada con guantes o las manos mojadas/sucias.

Además el botón Home es y ha sido siempre una parte fundamental del diseño y accesibilidad del iPhone. La patente fue presentada en 2014 y no hay indicio alguno de que Apple vaya a emplear la tecnología en los iPhone o iPad del próximo año. Por otra parte, remover elementos mecánicos siempre es un objetivo principal de las empresas, ya que son el elemento más propenso a desgastarse o fallar e incurrir en gastos por garantía. Sea como fuere, la posibilidad ya está patentada.

La tecnología podría emplearse también en el Apple Watch, que ya implementa pantallas OLED.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.