Sony ha anunciado sus nueva gama Xperia Z5 que incluye un Z5 para todos los públicos, un Z5 Compact para quien quiera potencia en un espacio reducido, y el Z5 Premium para aquellos que quieran tenerlo todo.

Xperia Z5 Compact

El pequeño de la gama, el heredero del más que recomendable Z3 Compact llega al mercado con un tamaño muy similar al de un iPhone 5/5s, pero incorporando una pantalla de 4.6" y 720p. — Aunque entendible, es una pena que el Z5 Compact no venga acompañado por un marco metálico. El terminal es sólido y el tacto del Xperia Z5 Compact es bueno, quizá un poco grueso con sus 8,9mm. La gama de colores: rojo coral, amarillo y blanco, a elegir es la más fresca. — Mi preferido: el coral.

Con 2700mAh, seguramente la batería dure bien los dos días que promete Sony, aunque no sabremos hasta que no lo probemos de forma completa. 2GB de RAM acompañados de un Snapdragon 810 (revisión 2.1) darán potencia más que necesaria al terminal. En cuanto a almacenamiento, Sony ha decidido tirar por lo mejor de los dos mundos: 32GB de base extendibles por micro SD.

Para redondear tenemos la cámara de 23 megapixels con enfoque ultra rápido que te permitirá grabar vídeo 4K. Por delante una cámara de 5 megapixels parece más que solvente.

Xperia Z5

El dispositivo central de la gama, sin apellidos. Viene con una pantalla de 5.2" a 1080p, con un brillo de 700 nits, líder en este aspecto. Viene con un marco de aluminio esmerilado que le dan un gran aspecto, y protegido por cristal Dragontrail. Tiene protección al agua IP68. Por dentro, es totalmente idéntico a sus hermanos, pero incorpora 3GB de memoria RAM.

Viene en cuatro colores: dorado, verde, negro y plateado. Mi preferido sin ninguna duda es el verde.

Xperia Z5 Premium

En algún momento alguien iba a lanzar un teléfono de 4K, pero esperaba que fuera LG o Samsung, quizá algún montador medio desconocido con ganas de recibir prensa, pero no Sony. Con 5.5", esta pantalla 4K —o 2160p— impresiona y de verdad. 807 puntos por pulgada, olvídate de acercarte a ver los pixels: no los vas a ver. Créeme.

Por dentro, al igual que los otros, es idéntico al Z5 al mantener los 3GB de RAM pero aumenta su batería a 3600mAh para dar jugo a esa pantalla. Sony mantiene también la cifra de "2 días" de duración, pero aquí vamos a ser escépticos hasta que lo probemos por nuestra cuenta.

Por fuera es quizá el terminal más espectacular que he tenido en mi mano. Marco de acero cromado, cristal de espejo detrás, especialmente en la versión plateada. También disponible en dorado o negro. — El punto en contra: todas las huellas y marcas quedan claramente visibles.

5 conclusiones

  1. Gran contraataque de Sony, que necesitaba una apuesta de calidad para marcar su terreno ante una Samsung yéndose a materiales premium.
  2. 32Gb y microSD: el camino correcto. La velocidad del almacenamiento SSD tradicional sumados a la flexibilidad de la tarjeta SD.
  3. Cámara, si cumple con lo que dice Sony podríamos tener un digno rival en nuestras manos. Especial atención al autofocus ultra rápido.
  4. Baterías más que suficientes. No sé si llegarán a los 2 días que promete Sony, pero todo lo que permita llegar a la noche con batería de sobra es bienvenido.
  5. Sensor de huellas lateral puede ser un gran inconveniente para algunos, pero para el resto puede ser el lugar más adecuado.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.