Hay noches especiales. Unas más que otras. Y la del domingo 27 al lunes 28 de septiembre lo será. Tanto que el eclipse de Luna que podremos contemplar no se repetirá hasta 2018. Pero tendremos que esperar hasta 2033 para disfrutar otra vez de una Superluna como la que observaremos en el cielo. El gran tamaño que alcanzará nuestro satélite se debe a que coincide con el perigeo lunar, en otras palabras, con la distancia más corta entre la Tierra y la Luna, por lo que veremos a ésta más grande de lo habitual.La "Superluna sangrienta" es un fenómeno único, producto del perigeo lunar y del eclipse

El evento astronómico que podremos disfrutar ha sido objeto de profecías a lo largo de la historia, debido al tono rojizo que adquiere nuestro satélite. Es por ello que se habla de Luna sangrienta, aunque su apariencia haya sido explicada por la ciencia y no tenga nada que ver con predicciones sobre "el final de los tiempos".

El color rojo que veremos durante el eclipse de Luna no es la única curiosidad acerca de este fenómeno, que podremos fotografiar y guardar en nuestra memoria gracias a estos consejos. ¿Pero por qué se produce? ¿Se podrá ver desde España y América Latina? ¿Para qué servirá el eclipse?

¿Qué es un eclipse de Luna?

Tal y como explican desde el Planetario de Madrid, los cuerpos celestes no están quietos en el Universo. Éste es el caso de la Tierra, que gira alrededor del Sol, o de la Luna, que hace lo propio con nuestro planeta. En ocasiones, sin embargo, este movimiento produce que "la sombra que un cuerpo proyecta en el espacio oculte a otro", lo que provoca un oscurecimiento al que llamamos eclipse.

El color rojizo se debe a los rayos solares refractados por la atmósfera terrestreEn el caso particular del eclipse de Luna, la Tierra se interpone entre el Sol y nuestro satélite, de forma que la Luna entra dentro del cono de sombra que proyecta el planeta. Esta posición hace que la mayor parte de rayos solares no lleguen al satélite, aunque éste no se oscurecerá del todo (como ocurre en el caso de los eclipses solares), sino que se enrojecerá.

El color rojizo es producto de los pocos rayos del Sol que alcanzarán a la Luna. Estos rayos son refractados por la atmósfera terrestre, donde la mayor o menor concentración de partículas de polvo en suspensión -de origen volcánico- provocarán ese tono enrojecido con el que podremos contemplar al satélite.

Este fenómenos nos ayudará a estudiar también la atmósfera terrestre y el nivel de partículas de polvo alrededor de la Tierra, un dato importante para las investigaciones sobre el calentamiento global.

¿Cómo podremos verlo?

El eclipse de Luna será visible desde Europa occidental, la costa este de América del Norte y toda Latinoamérica. En este mapa realizado por la NASA podemos comprobar la visibilidad de este fenómeno astronómico, donde se observa que en la zona central se podrá ver la totalidad del eclipse de Luna:

eclipse de Luna

En Universum, el Museo de Ciencias de la Universidad Autónoma de México (UNAM) ha preparado una velada astronómica con expertos para seguir el eclipse de Luna. La cuota de inscripción es de $50.00 e incluye el taller, las charlas, café, galletas y un regalo sorpresa para los que se acerquen de 19:00 a 23:00 h. El Planetario Humboldt de Caracas no ha organizado ningún evento de observación, al estar cerrado por mantenimiento hasta mediados de octubre. En Chile, el máximo del eclipse lunar se alcanzará a las 23:47 h, según apuntan desde el Planetario de Santiago.En México, España, Colombia o Argentina se han preparado diferentes salidas para la observación del eclipse

Por su parte, el Planetario de Buenos Aires también ha preparado un evento gratuito para seguir el fenómeno, acto que comenzará a las 22:00 h en la entrada del centro (Av. Sarmiento y Av. Figueroa Alcorta, Buenos Aires). En Colombia, el Planetario de Bogotá ha organizado un encuentro en el Parque Normandía que transcurrirá desde las 14:00 h hasta las 22:00 h. También habrá talleres y juegos para niños a partir de las 18:00 h.

Para poder disfrutar de este momento tan especial como único, el Planetario de Madrid (situado en el Parque Tierno Galván) organiza un evento de 2:30 h a 6:30 h de la madrugada en la noche del 27 al 28 de septiembre para disfrutar del eclipse de Luna. La Agrupació Astronòmica de Barcelona también ha anunciado una salida para observar el fenómeno. Será en el Mirador de Sant Pere Màrtir a partir de las dos de la madrugada. Para aquellos que contemplen el eclipse de Luna desde España, pueden guiarse por los horarios estimados por el Observatorio Astronómico Nacional:

eclipse de Luna
Asociación Astronómica de Madrid

Los estudios sobre el eclipse

Los que no deseen hacer noche a la intemperie podrán seguir el eclipse de Luna a través de Internet. Científicos de la misión Gloria, en colaboración con TVE, retransmitirán el evento desde Canarias en la página web Sky Live. La primera conexión se producirá a las 18:30 a 19:00 UT (20:30 a 21:00 CEST).

Durante esta primera conexión, los investigadores enseñarán a través de la red la puesta de Sol desde el Pico Teide y el alineamiento de la Luna llena -o Superluna- con la sombra del volcán. La elección de Canarias no es casual, ya que es una región con poca contaminación lumínica, por lo que el fenómeno tendrá una gran visibilidad. La segunda conexión, donde se retransmitirá el eclipse de Luna como tal, empezará a las 4:00-4:15 CEST, 3:00-3:15 hora local.

El fenómeno también ayudará a los investigadores a realizar estudios sobre nuestro satélite. Según apuntan desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía, además de evaluar la concentración de polvo atmosférico, también podremos detectar impactos de fragmentos de cometas o asteroides en su superficie.El eclipse de Luna nos permitirá estudiar la atmósfera terrestre y la detección de impactos de fragmentos de cometas en el satélite

Como señala José Luis Ortiz, científico del IAA-CSIC, "este eclipse nos ofrece una oportunidad muy especial para este tipo de estudios, ya que al oscurecerse la Luna podemos detectar destellos mucho más débiles que cuando observamos la parte nocturna lunar, y también podemos observar un área de la Luna mucho mayor que con los proyectos en marcha, como MIDAS". En ese sentido, los investigadores esperan apreciar colisiones debidas a fragmentos de cometas como Encke mediante observaciones programadas en Granada, Almería, La Palma, Sevilla y Toledo.

La noche del domingo al lunes será muy especial para todos aquellos aficionados a la astronomía, que tendrán una oportunidad única para contemplar esta SuperLuna sangrienta. El fenómeno también nos servirá para entender un poco más la atmósfera terrestre y nuestro propio satélite, gracias a un evento que no volveremos a contemplar hasta 2018.