Square Enix nunca ha estado especialmente atinada en la promoción de sus grandes marcas pero parecía que el rumbo había cambiado de un tiempo a esta parte. Tras muchos años con Final Fantasy mediocres y que no respetaban los estándares de la que un día fue una de las franquicias clave de la industria, llegó Final Fantasy XV. Desde entonces, hemos visto un par de tráilers bastante llamativos y podido probar, previa compra de Final Fantasy Type 0, una demo de esta última entrega.

Desde la compañía japonesa se nos instaba durante el pasado E3 a que estuviéramos muy atentos a la feria de Colonia, esta Gamescom 2015. Parecía extraño que un título de tal repercusión fuera a saltarse la feria angelina en favor del evento europeo pero así ha sido. ¿El problema? Que lo que todo el mundo esperaba era o bien una ración de gameplay extensa y variada o un tráiler descriptivo en el que ver novedades y puntos de interés. Al final lo que hemos tenido ha sido un experimento algo extraño.

FFXV

El tráiler que encabeza estas líneas no nos aclara qué o cómo terminará siendo Final Fantasy XV pero hay que concederle que es bonito y cautivador. Ver a nuestro personaje, Noctis, 15 años después de los sucesos del juego y atender a cómo se van desencadenando los hechos es bastante interesante. ¿Lo peor? Seguimos sin fecha de lanzamiento y la esperanza de ver el título en 2016 empieza a decaer paulatinamente.