La Agencia Espacial Europea está preparándose para uno de los experimentos más llamativos de los últimos tiempos. La prueba no consiste en otra cosa que permanecer en cama durante 60 día y 60 noches seguidas. ¿Y la intención de ésta? Pues no es otra que la de comprobar el estado del cuerpo humano ante semejante situación. Y es que en el espacio las circunstancias que nos afectan son muchas y variadas, creando una serie de inconvenientes y secuelas contra las que los astronautas han de luchar. Porque pasar tanto tiempo en cama no es tan sencillo como parece.

¿Cómo permanecer en cama 60 días y 60 noches?

El experimento de la ESA, que comenzará el próximo 9 de septiembre, mantendrá a los voluntarios en cama con una inclinación del 6%. Esto quiere decir que la cabeza se encuentra por debajo del cuerpo en todo momento y un hombro ha de tocar en todo momento la cabecera de la cama. Como imaginaréis, permanecer así dos meses es toda una proeza nada fácil de conseguir. Los participantes, sin embargo, podrán realizar diversos tipos de actividades tales como navegar por internet, jugar a videojuegos, ver sus series preferidas o leer. Cualquier actividad realizada en esa posición está permitida.

experimento de la ESA

Sin embargo, no podrán levantarse bajo ningún concepto durante la prueba (a excepción de cuestiones médicas). Para permanecer en cama 60 y 60 noches los equipos deberán preocuparse de que a los participantes no les salgan úlceras por presión ni otras molestas consecuencias propias de las largas estancias en cama. Por suerte, el centro ":envihab" de Colonia tiene algunos de los sistemas más sofisticados de la medicina moderna a su disposición, por lo que los voluntarios estarán atendidos como nunca.

Y todo esto, ¿para qué?

Aunque parezca una cuestión meramente curiosa, lo cierto es que este estudio tiene una importancia crucial para la investigación aeroespacial. Como ya os explicamos hace tiempo, el metabolismo cambia muchísimo en condiciones de microgravedad. De hecho cambia tanto que tras algunos meses en la ISS los astronautas deben permanecer unas semanas de recuperación y rehabilitación para no sufrir lesiones. Sin el peso de la gravedad sobre sus hombros, el cuerpo humano tiende a perder fuerza en ciertos músculos, así como masa ósea y mucho más.

Algo parecido es lo que le ocurre a los pacientes que pasan demasiado tiempo en cama, quienes pierden masa muscular y sufren cambios metabólicos importantes. Por ello, las agencias espaciales realizan este tipo de experimentos regularmente con la intención de aprender más sobre el cuerpo sometido a circunstancias extraordinarias. Este, Las agencias espaciales realizan experimentos en cama de forma regularsin embargo, será el primer experimento de largo plazo celebrado en las instalaciones de Colonia, en Alemania.

En este experimento de la ESA los investigadores se centrarán en realizar hasta 90 experimentos durante 12 semanas. Estos se centraran en medir cosas como los cambios de insulina en el cuerpo o las variaciones cardiovasculares. También se encargarán de medir algunos parámetros sobre cómo el cerebro actúa ante la posición ligeramente inclinada y hacia abajo. Pero, probablemente, lo más interesante consista en la comparación de los efectos del reposo constante con respecto a la microgravedad. De esta manera, los científicos de la ESA pretende mejorar aún más el sistema de simulación para estudiar cómo usar adecuadamente esta herramienta.

También se estudiará una técnica llamada "salto reactivo", que consiste en saltar pero en estado horizontal. La finalidad es encontrar la mejor manera de combatir la pérdida muscular y ósea. Y para completarlo todo, los participantes tendrán mediciones constantes de cosas como su sangre, fluidos etc. Todo es poco para tratar de aliviar los síntomas de un vuelo espacial y mejorar nuestra manera de encarar el espacio. En cierta medida, estos participantes son héroes también que sacrificarán 60 días y noches de su vida en beneficio de la ciencia. ¿No?