Google extiende un poco más su catálogo de productos para el hogar con el lanzamiento de una nueva cámara de seguridad (Nest Cam) y un videoportero (Nest Doorbell). Los dos productos estarán disponibles en España a partir del 24 de agosto, aunque se pueden reservar en la tienda de la empresa norteamericana desde hoy.

Tanto la Nest Cam como el Nest Doorbell se caracterizan por tener una batería en su interior, lo que aporta un extra de versatilidad. En el proceso de instalación, por lo tanto, no es imprescindible contar con una toma de corriente cercana. No obstante, si se quiere, también es posible conectar ambos productos a la corriente eléctrica de forma permanente haciendo uso de un accesorio que se vende por separado.

Estos dos productos detectan inteligentemente los sucesos que ocurren a su alrededor y, en caso de ser necesario, graban momentáneamente lo que esté sucediendo y notifican a los miembros de la casa. Concretamente, pueden identificar el movimiento de personas, animales o incluso vehículos. En el caso del Nest Doorbell, además, identifica paquetes.

Google asegura que todo el proceso de identificación de sucesos ahora ocurre en local. Es decir: el análisis de las imágenes no se produce en los servidores de la compañía. Esto tiene un claro beneficio en lo que a privacidad se refiere, lo cual tiene especial relevancia teniendo en cuenta que estos productos “vigilan” el hogar en el que habitamos de forma continua.

En caso de cortarse el suministro eléctrico o la conexión a internet, estos productos son capaces de permanecer en funcionamiento gracias a su batería. En ese escenario, lo que hacen es grabar los sucesos en local para, posteriormente, transmitirlos a la nube. Google asegura que tanto la Nest Cam como el Nest Doorbell son capaces de grabar en local hasta una hora de acontecimientos, lo que equivale, según sus estimaciones, a una semana de notificaciones.

Tanto la Nest Cam como el Nest Doorbell son compatibles con Nest Aware

Los dos nuevos productos de Google son compatibles con Nest Aware, la suscripción que la compañía ofrece a quienes tienen cámaras Nest en sus hogares. Por defecto, los servidores de Google almacenan hasta tres horas de historial de sucesos en vídeo. Con las suscripciones Nest Aware y Nest Aware Plus, no obstante, esa cifra aumenta hasta 30 días y 60 días, respectivamente.

Si se contrata Nest Aware Plus, además, los servidores de Google almacenan todo lo que suceda, durante las 24 horas del día, hasta un máximo de 10 días. Es decir: con la variante Plus no solo se almacenan los sucesos de relevancia que esta detecte, sino todo el metraje captado por la cámara. Para esto último, eso sí, es imprescindible que la cámara esté conectada permanentemente a la red eléctrica.