Canon se ha despedido de las cámaras DSLR para profesionales en lo que significa el cierre de una era para la fotografía en general y para el fotoperiodismo en particular. La empresa japonesa confirmó la novedad a través de Fujio Mitarai, su presidente y CEO. En una entrevista con el periódico Yomiuri Shimbun (vía PetaPixel), el directivo indicó que el modelo EOS-1D X Mark III es el último en su tipo y que —por ende— no tendrá sucesor.

Pero ojo, esto no significa que Canon deje de fabricar todos sus modelos DSLR. Solamente abandonarán la producción de nuevas cámaras reflex digitales destinadas al uso profesional. Al menos por ahora. Esto significa que, en adelante, los modelos "de bandera" serán mirrorless.

“Las necesidades del mercado están cambiando rápidamente hacia las cámaras sin espejo”, explicó Mitarai. De esta forma, ya sin modelos DSLR de alta gama, Canon cambiará el enfoque para el desarrollo de sus próximos buques insignias. Sin embargo, la compañía transitará un período de transición antes de despedirse definitivamente de su línea DSLR para profesionales.

Efectivamente, el futuro de las cámaras tope de línea de Canon será en el ámbito de los modelos sin espejo. Pero la empresa japonesa ha aclarado que la intención no es despedirse de la noche a la mañana de la histórica serie EOS-1, que debutó en 1989. Canon aún no pone una fecha específica para dejar de fabricar sus DSLR para profesionales, pero asegura que será recién "en algunos años".

Las DSLR para profesionales se despedirán del catálogo de cámaras de Canon

Imagen: Canon

La determinación de Canon de abandonar el desarrollo y la producción de nuevas cámaras DSLR insignia parece un paso en la dirección lógica. Desde hace años los modelos sin espejo se han ganado un lugar cada vez más importante en el mercado de la fotografía. Y si bien es probable que nunca haya un resultado definitivo a la mítica batalla DSLR vs. mirrorless, la industria parece haber tomado una decisión, al menos en el ámbito estrictamente profesional.

La gran pregunta en esta historia es cuándo Canon (y los demás referentes de la industria fotográfica) le dará el adiós a todos sus modelos DSLR. Según la firma dirigida por Fujio Mitarai, están considerando desarrollar su próximo modelo de alta gama para profesionales con montura RF. Entonces, si la empresa destina cada vez más recursos —llámese tiempo, esfuerzo o dinero— al desarrollo de modelos mirrorless cada vez más capaces y avanzados, sería solo cuestión de tiempo para que las cámaras reflex tengan su despedida definitiva.

Por lo pronto, la EOS-1D X Mark III de Canon afrontará los próximos años sabiendo que es la última DSLR en su tipo fabricada por la compañía asiática. Dicha cámara cuenta con un sensor CMOS Full Frame de 20,1 megapíxeles y es capaz de grabar vídeo en 4K a 60 cuadros por segundo. Actualmente se vende en España con un precio superior a los 7,400 euros.