Cronicas de Belgarath

David Eddings comenzó a escribir las Crónicas de Belgarath en los años ochenta, inspirado por El Señor de los Anillos de Tolkien. Consta de cinco títulos (La Senda de la Profecía, La Reina de la Hechicería. La Luz del Orbe, El Castillo de la Magia y La Ciudad de las Tinieblas) y se centra en las aventuras de Garion, Belgarath y Polgara, quienes buscan el Orbe de Aldur. Si bien es cierto que esta pentalogía trata el ya muy manido argumento de la lucha entre el bien y el mal, resulta imposible resistirse al encanto de la prosa de Eddings, quien no sólo logró delimitar el espacio donde se desarrollan las aventuras de nuestro héroes, sino que supo crear personajes maravillosos, con los que resulta fácil sentirse identificado.

La magia es fundamental dentro del mundo de las crónicas de Belgarath. La descripción de los componentes de la magia no dejan de ser tan hermoso como poético: la magia nace primero en la voluntad del mago, en su pensamiento, y sólo puede hacerse posible gracias a la palabra. Quizá una sugerencia a que la magia puede ser posible en nuestro mundo, a través de las intenciones y obras. Otro aspecto que destaca de esta saga es el concepto de profecía, la libertad en medio del destino predeterminado por los dioses.

La serie de Tierramar

Escrita por Úrsula K. Le Guin en los años sesenta, consta de cinco novelas y tres historias cortas. Es difícil hablar de la obra de Le Guin sin mencionar su amplia trayectoria y su increíble aporte a la literatura de fantasía épica; no sólo porque logró crear un mundo rico, lleno de referencias a sociedades preindustriales, sino porque ha dotado a sus personajes de una profundidad maravillosa, logrando llevar la historia del héroe a otros derroteros. Los títulos de esta serie son “Un Mago de Terramar, Las Tumbas de Atuan, La Costa más Lejana, Tehanu y En el Otro Viento.

La primera novela de la serie, titulada “Un Mago de Terramar” narra las aventuras de un aprendiz de mago. No sólo se limita a narrar el proceso de aprendizaje mágico del chico, sino que hace que el crecimiento personal del jovencito esté íntimamente ligado al conocimiento de sus propios temores. Las referencias freudianas y junguianas presentes en la lucha interna del protagonista con su sombra, ese aspecto instintivo, irracional, animal y hasta malvado que hay en cada ser humano dota a esta novela de un referente de auto-exploración del subconsciente humano y sus capacidades. Estoy segura que después de leer la primera, no podrás parar.

Malaz: El Libro de los Caídos

libros-fantasia-epica

La serie de Malaz (o Malazan, como se conoce en inglés) fue escrita por Steve Erikson a partir de 1999 y consta de diez volúmenes. Es de las series más complejas y extensas, tanto que se ha comparado a la serie de Canción de Hielo y Fuego de George RR Martin. Pero las similitudes no terminan sólo con su extensión, pues la narración del Imperio de Malaz está plagada de batallas, intrigas y juegos de poder, pero sus personajes abarcan desde nobles, plebeyos y dioses. Es una serie de libros oscura, fuerte, pero sin lugar a dudas maravillosa y cautivadora.

La estructura de los libros es particular, pues las primeras novelas pueden leerse de forma individual, pero tienen elementos y líneas argumentales que componen tres grandes arcos y que el lector porá identificar a medida que avanza en la serie. La prosa es sencilla, pero los elementos narrativos tienen giros maravillosos que lograrán atraparte desde los primeros capítulos. Si eres fanático de los juegos de rol, Malaz se convertirá en una de tus series de libros de fantasía épica preferidos, pues podrás identificar elementos que te harán sentir en medio de una partida, de hecho, la historia fue creada por su autor como trasfondo a sus campañas de rol de GURPS.