Syda Productions | Shutterstock

Desde hace muchos años en Estados Unidos se está buscando una solución para reducir las muertes, accidentes y sustos por culpa de conducir bajo los efectos del alcohol. Después de llevar varias décadas concienciando a la sociedad y aumentar la presión policial y legislativa sobre los insensatos que se ponen detrás del volante bebidos, es el momento de dar un paso más, o eso ha pensado la NHTSA.

Seguro que te sonaran estas siglas, es un organismo gubernamental que vela por la seguridad vial en EE. UU. Lleva varios años presentando propuestas viables para mejorar la seguridad, tanto de una manera activa como pasiva, su última fórmula para reducir los accidentes es un prototipo denominado DADSS (Driver Alcohol Detection System for Safety). Esta tecnología se ha creado para luchar contra la conducción bajo los efectos del alcohol y como nos ha informado la NHTSA, sigue siendo por ahora un prototipo, pero se estima que llegue de manera oficial dentro de cinco años.

Dos tipos de sensores analizarán al conductor para verificar que no ha bebido

El sistema funciona con dos tipos de sensores que analizan el nivel de alcoholemia que tiene el conductor. Uno de los sensores es por medio de aire espirado y está instalado encima del volante y lo más novedoso de todo es que el conductor no tiene que expulsar el aire de manera forzada por un “tubo”. Este sistema analiza el aire que espira el conductor y lo analiza para buscar moléculas de etanol, tiene la posibilidad de ajustar desde tolerancia cero hasta el grado de alcohol permitido en el estado o país correspondiente. Por supuesto, este sistema distingue la respiración del conductor del resto de los ocupantes del vehículo, con lo que podrás llevar a tu amigo borracho a que duerma la mona sin ningún problema.

También encontramos otro tipo de sensor, en este caso fotosensible, que se localiza en el botón de encendido del automóvil, el conocido “Start/Stop” (disponible en los automóviles que disponen de este sistema de arranque). Este sensor es capaz de analizar y detectar alcohol en la sangre con tan solo pulsar este botón, sin ningún tipo de pinchazo. Según nos asegura la NHTSA, este sistema realiza una gran cantidad de lecturas en menos de un segundo para conseguir una respuesta precisa y segura. Si has bebido, no te dejará arrancar el coche aunque presiones mil veces el botón de arranque.

Y, como suele suceder con los sistemas tecnológicos en los automóviles, para que una tecnología triunfe debe de aplicarse en una gran cantidad de fabricantes. La NHTSA está trabajando junto a la mayoría de fabricantes para que este proyecto salga adelante, según se puede leer en su web oficial, actualmente están desarrollando este sistema con Ford, Jaguar Land Rover, Mitsubishi, Nissan, Porsche, Subaru, Toyota, VAG (Grupo Volkswagen), Volvo, Hyundai y General Motors.

La NHTSA ha asegurado que, en una primera fase, no será obligatorio la instalación del sistema DADSS en todos los automóviles, será un extra de los fabricantes. A la espera de una evolución de la legislación actual y de la implantación y aceptación de los conductores. Este sistema será muy útil para dejar el automóvil familiar al hijo adolescente y asegurar que no cometa el error de combinar “alcohol y conducción”.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.