Este post no contiene spoilers de la serie, pero sí menciona puntos generales de la trama que para los más obsesivos podrían figurar como "revelaciones", estos son: el nombre del malo, y un par de imágenes y gifs animados de momentos que quise destacar.

Confieso que no iba demasiado entusiasmada a ver Daredevil, porque como no se llama Batman no es mi superheroe favorito en el mundo. Sin embargo, cosas como Guardianes de la Galaxia constantemente me recordaron que hasta de los héroes menos mainstream puede salir una joya inesperada, y bueno, superar aquella película con Ben Affleck no podía ser tan difícil.

Daredevil es la primera de una gran tanda de series que Netflix está creando gracias a su acuerdo con Marvel, y como entrada parece que nos hubiesen servido el plato fuerte.

Universo Marvel

primera temporada de daredevil

El Daredevil de Netflix tiene lugar en el mismo universo que todas las películas de Marvel de los últimos años. De hecho, ocurre poco tiempo después de la película The Avengers, luego de la invasión alienígena y toda la destrucción que dejará la batalla en la ciudad de Nueva York. Si no has visto la película y no sabes de que invasión hablo, anda a verla y deja de desperdiciar tu vida. Por favor.

La serie está llena de referencias a otros cómics de Marvel, algunas tan sutiles que solo los adeptos a las historietas (muchas cosas que nunca han llegado al cine o a la TV antes) podrían detectar, salvo que vayas a reddit y te leas todos los hilos en r/daredevil. A Daredevil le van a seguir series de Luke Cage, Iron Fist y Jessica Jones. Una vez que se hayan transmitido todas, se producirá una miniserie llamada "The Defenders" que sería el quivalente televisivo a lo que hicieron con The Avengers en el cine. Esto quiere decir que en Daredevil vamos a ver personajes que posiblemente estarán en las demás series, y que todas las producciones van a tener cierta continuidad y relación. Lo que es ¡jodidamente genial!

Un héroe de carne y hueso

primera temporada de daredevil

El Daredevil de Netflix nos muestra un Matt Murdock bastante humano, ya de por si este héroe no tiene super fuerza ni sana a la velocidad de Buffy la cazavampiros, sino que es un tipo que se quedó ciego cuando tenía 9 años luego de que un camión lleno de químicos se estrellara y derramara su contenido por todos lados incluyendo los ojos del pequeño Matt, y esto lo dejara con una agudización extrema de todos sus demás sentidos, no solo el oído como muchos creen.

Matt Murdock hereda de su padre, un boxeador con un récord negativo de por vida, la resistencia al daño que lo hacen soportar golpizas y golpizas como si se tratara de un saco de piedras. Las peleas en esta serie están coreografiadas de manera magistral, y aportan algo que no se ve mucho en la televisión o el cine: un héroe cansado, golpeado, sangrando a chorros, y con la cara en el piso más de media docena de veces.

Violencia a montones y muchos huesos rotos

Esta serie es adulta y violenta, desde el principio vamos a ver escenas bastante gráficas, y los productores han tenido probablemente una fiesta para celebrar la cantidad de huesos rotos y sangre. Preparate para arrugar la cara.

El primer episodio me pareció el más flojo de todos, pero en lugar de quedarse abajo, la serie se levanta para el siguiente round y pega más fuerte con cada capítulo que sigue. El segundo tiene una de las mejores peleas que he visto en mi vida en cine o TV, y si con eso no basta para engancharte, este no es tu género. Vete a ver otra cosa.

Un villano formidable

primera temporada de daredevil

Charlie Cox no es el mejor actor del mundo, ni tampoco lo vas a ver ganándose un Emmy por su actuación como Matt Murdock. Pero, hace un buen trabajo y su Daredevil es completamente creíble. El resto del elenco cumple su rol, pero nadie es demasiado memorable, excepto por Vincent D'onofrio, quien interpreta a Wilson Fisk, nuestro villano.

Sabemos que en toda historia de superhores que se respete, los dos puntos centrales de la historia siempre son el supervillano y el superheroe, y en Daredevil, el antagonismo de Fisk-Murdock no decepciona ni un poco.

Fisk es un villano complejo, un tipo bastante perturbado que parece estár a punto de estallar la mayoría del tiempo, pero que hace un esfuerzo casi sobrehumano por mantenerse sereno aún cuando en su cabeza no cabe un solo pensamiento más. Puedes ver en la cara y escuchar en la voz de D'onofrio como la ira que lleva dentro Fisk está a punto de separarle las fisuras del craneo. Aunque la mayoría del tiempo actua con un lenguaje grandilocuente, y se nota qué es un megalomano con delirios de grandeza, por momentos la historia se encarga de humanizarlo un poco y hasta nos envuelve para que sintamos simpatía por él.

Los personajes secundarios

primera temporada de daredevil

Es posible que conforme pase la serie te preguntes por Rosario Dawson (esto no es spoiler porque ya se ha dicho al público), su personaje es aparentemente el de Night Nurse, y la vas a ver aparecer en las otras series de Marvel y Netflix. Y eso es todo lo que diré sobre ella.

El mejor amigo de Matt es Foggy Nelson, al que conoció en la universidad cuando estudiaban derecho, y con quien ha iniciado su propia firma de abogados para ayudar a la gente de Hell's Kitchen. Foggy es un idealista, un tipo bastante inocente al borde de lo molesto, ya que por momentos su desapego con el mundo real es demasiado insoportable. Pero el personaje crece en ti, y le tomas cariño con el tiempo.

Deborah Ann Woll a quien muchos seguro recuerdan de True Blood, interpreta a Karen, quien luego de ser salvada por Matt empezará a trabajar con él y Foggy en el bufete sin clientes de Nelson y Murdock. Karen y Foggy por momentos parecen estar de sobra en la historia porque van por su lado y Matt por el suyo, pero conforme la trama se desarrolla vemos que hay más sobre ellos de lo que creíamos.

Entre villanos, figuras del pasado, aliados, y gente misteriosa cuyas intenciones no nos quedan claro (¿Stick, Gao?) la serie toma mucho cuerpo y el final aunque satisfactorio, nos deja con ganas de más. Efectos del bingewatch.

Marvel y Netflix, una pareja hecha en el infierno

Daredevil entregó al menos para mi, mucho más de lo que prometió. Aunque los dialogos no son 100% fabulosos, la acción compensa de sobra. Los personajes tienen un buen grado de complejidad, y el uso de flashbacks para contarnos un poco sobre el pasado de los dos puntos centrales de la historia, aportan mucho a la trama, y nos hacen entender cómo han podido llegar a donde están.

Los guiños al resto del universo Marvel son fan service del bueno. Toda la temporada tiene un ritmo perfecto, que va aumentando en frenetismo en cada capítulo, algo que saben hacer muy bien en Netflix para mantenerte sentado tragandote el maraton. La recomiendo hasta el cansancio, seas o no fanático de Marvel y sus superheores. Es buena televisión.