¿De qué sirven vehículos eléctricos cuya autonomía sea de 500 o 600 kilómetros si tardamos en cargarlos 15 o 20 horas? Te lo respondo yo, de nada, **no valen para nada**. Por ello, es importante que los cargadores se vayan adaptando a la llegada de nuevas generaciones de batería con mayor capacidad.

En la actualidad, cargar las baterías de un vehículo eléctrico como el Leaf de Nissan o el Renault ZOE nos lleva unas 8 horas en un enchufe normal, una eternidad si tuvieran el doble de capacidad. Por ello nacieron los cargadores rápidos, que permiten** en 30 minutos cargar el 80% de las baterías** gracias a postes de corriente continua DC de hasta 50 kW, pero necesitamos más.

**EVTEC**, un fabricante suizo de cargadores, ha presentado el que dicen será el cargador del futuro. Lo más interesante es que podrá cargar teóricamente un coche eléctrico actual en **8 minutos** hasta el 80% siempre y cuando sea compatible con la carga a 100 kW (solo el Tesla Model S y el Kia Soul EV lo son en la actualidad).

300 kilómetros de autonomía en tan solo 30 minutos, esto es muy importante para hacer viajes.

Una de las peculiaridades de este cargador no es que alcance los 100 kW en corriente continua, sino que llega hasta 180, eso sí, divididos en cuatro tomas independientes para que de un cargador, puedan *chupar* energía **hasta cuatro coches**. Estas tomas son configurables en función de las necesidades de cada instalador.

Destacan además dos características importantes. Éste cargador es compatible con el estándar de los camiones y podría cargar las baterías de los futuros reyes del transporte por carretera: **los camiones eléctricos**. Además, también es compatible con la fundación opi2020 (Open Platform Infrastructure), que trata de evitar desarrollos paralelos por parte de los fabricantes, es decir, que exista un estándar común.

Ahora que comienzan a producirse nuevos cargadores pensados para baterías de mejores características, nos falta que éstas últimas lleguen al mercado. Y eso no sucederá hasta dentro de, al menos un año, con la presentación de las revisiones en profundidad de los automóviles eléctricos actuales, pero también con **la llegada en masa del resto de fabricantes.**