La edificación sostenible es una corriente de construcción que trata de **reducir al mínimo no sólo el consumo de energía**, sino también la emisión de agentes contaminantes o nocivos a la atmósfera. De esta manera el impacto ambiental se reduce por partida doble.

Se salvaguardan los recursos utilizados (minimizando así la [huella ecológica](http://es.wikipedia.org/wiki/Huella_ecol%C3%B3gica «Huella ecológica – Wikipedia»)) al mismo tiempo que prácticamente se elimina cualquier tipo de residuo. Algo que además de resultar beneficioso y respetuoso para el medio ambiente, lo es para la economía. Y es que en palabras de la propia Acciona (corporación española centrada en el sector de la energía):

>Costará menos frenar el cambio climático que pagar sus efectos

Algo con lo que no puedo estar más de acuerdo. Hoy en día **sabemos** cómo frenar o minimizar las acciones que perjudican a la atmósfera y a nuestro entorno, pero las consecuencias, aunque han sido estudiadas y son más que previsibles, todavía encierran la gran incógnita de la magnitud que podrían llegar a tener.

Acciona cuenta desde hace años con un **buque insignia de la eficiencia energética**, un edificio que **ahorra** más de la mitad de la energía respecto a un edificio convencional, y utiliza fuentes limpias para cubrir el resto de sus necesidades.

Comparativa con la energía requerida por un edificio convencional. Edificio cero emisiones ([Acciona Energía](http://www.acciona-energia.es «Acciona Energía»))

## El ahorro energético, el gran aliado
Reducir el consumo es uno de los pasos más importantes a la hora de embarcarse hacia la sostenibilidad. **Si reduces tu necesidad, reducirás tu demanda**.

Si observas con detenimiento el gráfico anterior, verás que más de la mitad de las necesidades energéticas que podría tener un edificio convencional son cubiertas mediante ahorro. Lo más importante es que **éste ahorro se realiza gracias a métodos pasivos**, que una vez puestos en marcha funcionarán de manera prácticamente autónoma.

El primero de estos métodos es **la arquitectura**. El edificio de Acciona cuenta con una forma cúbica que minimiza las pérdidas energéticas. La **fachada este ** (la cual puedes ver en la foto que encabeza este artículo), cuenta con pequeñas ventanas por donde entrará luz natural, mientras que la **fachada oeste** es prácticamente opaca para evitar ganancias de calor en verano.

Estas dos fachadas son pequeñas respecto a las restantes, que es donde realmente ocurre la magia. La **fachada norte** es una de las principales entradas de luz natural, aunque el tamaño de sus ventanas está controlado a fin de evitar grandes fugas de energía.

Fachada oeste (izquierda) y fachada norte (derecha). Edificio cero emisiones ([Acciona Energía](http://www.acciona-energia.es «Acciona Energía»))

**En la fachada sur se encuentra un [muro trombe](http://es.wikipedia.org/wiki/Muro_Trombe «Muro trombe – Wikipedia»)**. Un gran pantalla formada mayormente por cristaleras que se encuentran separadas varios centímetros de la pared del edificio; actúa como un gran invernadero, y gracias a un juego de compuertas entre el exterior y el interior del edificio; y a la diferencia de densidades entre el aire caliente (más liviano) y frío (más pesado), **consigue cambiar drásticamente la temperatura del aire que se introduce en el edificio**.

Fachada sur. Edificio cero emisiones ([Acciona Energía](http://www.acciona-energia.es «Acciona Energía»))

Por último, el edificio cuenta también con **energía geotérmica** para potenciar el ahorro. Aunque los números no resultan tan espectaculares como los dos métodos anteriores, su funcionamiento es **tan simple como efectivo**. Un haz de tubos de hormigón de 30 metros de largo y enterrados a 2 metros de profundidad, conectan una entrada de aire exterior con el interior del edificio.

Climatización por geotermia. Edificio cero emisiones ([Acciona Energía](http://www.acciona-energia.es «Acciona Energía»))

Durante el **verano**, la temperatura del aire dentro de estos tubos es mucho menor que en el exterior, así que el aire que llega al interior del edificio es mucho más frío y no se necesita tanta energía para refrigerarlo hasta una temperatura agradable. **Si alguna vez te ardían los pies en la playa** y los enterraste en la arena para estar más fresquito, inconscientemente tú también estabas haciendo uso de la energía geotérmica.

De una manera análoga, estos tubos introducen aire mucho más caliente al interior durante el **invierno**, ya que 2 metros de tierra ofrecen suficiente aislamiento como para que exista una diferencia de temperatura notable respecto al exterior. Por si fuera poco, **este aire se hace circular por el muro trombe** para que adquiera aún más temperatura gracias al efecto invernadero que éste produce.

## No se puede reducir todo al ahorro de energía, también hay que producirla
Como no podría ser de otra forma, el edificio de Acciona se sirve de energías renovables para este fin. Casi la totalidad de su cubierta está compuesta por dos tipos de paneles solares:

– **Térmicos**. Los cuales captan calor para ofrecer soporte a la climatización pasiva, tanto para elevar la temperatura interior, como para reducirla mediante la utilización de [máquinas de absorción](http://es.wikipedia.org/wiki/Refrigeraci%C3%B3n_por_absorci%C3%B3n «Máquinas de absorción – Wikipedia»).
– **Fotovoltaicos**. Para generar la energía eléctrica.

Además, el edificio cuenta con una **caldera de biodiesel** para complementar a los paneles. Este es el punto que más **controversia** causa, ya que no se entiende que un edificio “cero emisiones” termine quemando combustible para abastecerse de energía.

Sin embargo los niveles expulsados a la atmósfera de por ejemplo **azufre** (elemento causante entre otras cosas, de la lluvia ácida), son mucho menores respecto a los expulsados por la quema de combustibles fósiles. Eso unido a que se trata de una fuente de **energía renovable**, y que su quema produce menos CO2 que el consumido por la propia planta durante su crecimiento (lo que se conoce como ciclo cerrado de CO2), hacen que el biodiesel se considere un combustible con cero emisiones.

Por supuesto existen elementos adicionales que también contribuyen a la sostenibilidad de la construcción, como **materiales** poco perjudiciales para el medio ambiente y que produzcan un buen aislamiento térmico; o un sistema de **iluminación** que controla la luz artificial atenuándola en zonas comunes o incluso apagándola en zonas vacías.

Toda una obra de ingeniería calculada al milímetro, que bien por pasión o por curiosidad, deberías conocer.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.