Hablamos de eficiencia, hablamos de economía y hablamos de salud. Las leyes del mercado que han logrado evolucionar la sociedad de forma sostenida, se rigen por un principio básico: producir a un coste inferior al de venta y obtener un beneficio. Bien, esto que nos parece evidente a estas alturas de la película, cuenta con un peligroso flanco que cada vez es más patente: ¿deben las leyes de mercado intervenir con todo su rigor cuando lo que está en juego es la salud? Posiblemente se trate de encontrar un equilibrio entre lo que es rentable y lo que es sano, pero a estas alturas de la lectura seguro que habrá llegado a tu cabeza la producción a gran escala de carne de cadenas como McDonald's o Burger King ¿Qué está ocurriendo? **estamos consumiendo cada vez más carne con antibióticos y procedente de animales sometidos a los rigores de la producción**, y no te queremos arruinar la próxima hamburguesa, pero en YouTube encontrarás una buena colección de vídeos sobre lo que no vemos antes de pegar un mordisco al chuletón.

Un empresario acaba de crear lo que sería la hamburguesa perfecta, toda ella a partir de componentes naturales y nada de carne
El mundo de la producción y consumo de carne se enfrenta a una seria disyuntiva que pone en peligro su pervivencia tal cual la conocemos:
- **Cada vez necesitamos más carne** (se estima que el consumo de la misma se duplicará de cara a 2050)
- Su hiper producción produce daños colaterales, como la sobre explotación de la ganadería y lo que más debería preocuparnos, **se está precipitando el cambio climático por este motivo**.

Y ahora es cuando piensas... Vaya, otro rollo vegano para atormentarnos la próxima barbacoa, pero no se trata de nada de eso. Al contrario. Un empresario inquieto con hambre de hacerse multimillonario revolucionando la industria **acaba de crear lo que sería la hamburguesa perfecta, toda ella a partir de componentes naturales y nada de carne**. Sí, olvida las texturas de caucho de las hamburguesas de tofu o el sabor tan típico de todos los intentos que hasta la fecha hemos visto de crear carne a partir de soja. Ethan Brown lleva ya tiempo invirtiendo en un proyecto tan alocado como prometedor de **dejar atrás la carne animal y producir otra 'carne' a partir de elementos naturales** y todo ello bajo la sugerente marca de Beyond Meat, que acaba de crear una hamburguesa a partir de componentes naturales que no tiene nada que envidiar en sabor y textura a la de buey.

##Más sana, más económica y más nutritiva

Tal y como hemos apuntado al abrir este artículo, en la sociedad de mercado actual, de nada sirve crear un producto mejor si no es competitivo en precio y si no cautiva a los clientes. Esta máxima la ha tenido siempre clara Brown y tras mucho tiempo de investigación, acaba de presentar al mundo la Beast Burger, una hamburguesa a partir de soja y múltiples componentes que proporciona **más proteínas que la de carne, más aceites omega que el salmón, y calcio y antioxidantes para aburrir a cualquiera**. Sí, lo has leído bien, estas hamburguesas no es que hayan logrado dejar de ser perjudiciales para la salud (no llevan antibióticos ni el estrés que produce en el ganado la súper producción actual), sino que además son sanísimas y una auténtica bomba de proteínas. **Más sanas, igualmente sabrosas, no perjudican al medio ambiente y son más baratas de producir** ¿Estamos ante un cambio de paradigma en la alimentación?

Hemos arrancado este artículo hablando de costes, rentabilidad y salud, y la mención no es baladí. De nada sirve crear un producto que no resulta rentable ni atractivo para el cliente tanto en coste como en prestaciones. Puedes pensar que hablar en estos términos de la carne de hamburguesa puede parecer ridículo. Pero no lo es, al contrario. ¿Sabías que de la carne de vaca o buey que consumimos sólo obtenemos un 5% de las proteínas? Y lo peor es que para obtener esa pírrica cifra se requiere un pasto que ocupa el grueso de la superficie de producción. Dicho de otra manera: el rendimiento de la carne actual es **poco eficiente en términos de coste, muy contaminante y la sobre explotación ha hecho saltar las alarmas en lo tocante a la salud**. Conviene recordar que el ganado es un generador masivo de metano y calor, algo que en cantidades multitudinarias puede resultar un problema.

##La súper hamburguesa

Sí, sí... Pero ¿y lo rica que está una hamburguesa de buey a la parrilla? Ethan Brown comprendió que además de conseguir producir una 'carne' de bajo coste, debía saber realmente bien y a carne auténtica de buey. El primer reto parece haberlo logrado empleando **componentes 100% naturales, y fundamentalmente soja, aceites y proteínas vegetales, una bomba nutritiva que además no tiene colesterol y cuenta con vitaminas naturales y calcio**, hasta el punto que algunos deportistas han comenzado ya a consumir otros productos de la compañía. Pero volviendo a la hamburguesa, Bill Gates, uno de los ilustres inversores del proyecto, en una reunión comentó a Brown: "si consigues que cueste menos que la carne y con una distribución internacional, esto será enorme". Y producir la Beast Burger es bastante menos costoso que la carne convencional, ya que no requiere las ingentes cantidades de pasto ni las instalaciones para mantener el ganado. Sin embargo, el segundo gran reto y en el que todos se han dado de bruces en el pasado es el sabor ¿será esta hamburguesa tan rica como la de carne?

Pues parece ser que sí, y que de hecho **te resultará imposible distinguir una de carne de esta bomba de proteínas**. No pienses en un frío plato rodeado de vegetales y un vaso de agua: sus creadores saben que como realmente se disfruta una buena hamburguesa es con una parrilla y una cerveza de acompañamiento. Pero el desafío, tal y como reconoce el CEO, no era tanto el sabor: sino la textura. Han sido horas y horas de prototipos hasta lograr dar con un modelo que reproduzca exactamente las vetas y nervios de la carne de buey. Y no sólo en su aspecto, sino también en la boca. Y lo cierto es que no deberíamos sorprendernos: esta misma gente creó una carne de pollo que está arrasando en Estados Unidos y de la que el propio Gates afirmó, "no sabía distinguir si era pollo de verdad o no". Sana, sin antibióticos, ni bacterias ni colesterol, esta súper hamburguesa comienza su andadura este mismo mes en algunos puntos de venta en Estados Unidos, y suponemos que no pasará mucho tiempo antes de que podamos probar la nuestra en casa.