Phil Libin es un tipo inquieto. Y eso se nota a distancia. Su criatura, Evernote, se ha convertido en un plazo relativamente corto de tiempo en un must-have para cualquier usuario, pero sobre todo para los que quieran exprimir al máximo sus funciones colaborativas: subir un documento a la nube y compartirlo con un equipo de trabajo es algo ya tan cotidiano que nos hemos habituado a ello. Y sin embargo, en medio de un auténtico torrente de novedades, este emprendedor ha avanzado lo que podría ser el futuro de su producto estrella en su estrategia por hacerse imprescindible en el campo de la productividad: Evernote contará con un sistema de comunicación interna en el equipo de trabajo. ¿Y sabes quién será la primera víctima de este movimiento? Libin lo ha nombrado: el email.

Lo cierto es que ha llegado el momento de dejar de categorizar los productos y es que en el mundo de la tecnología las fronteras se están difuminando: los smartphones crecen y se acercan al territorio de los tablets, mientras que éstos se reducen y se asemejan a los primeros. De la misma manera, servicios como Slack han irrumpido con fuerza como plataformas de comunicación interna en las organizaciones, y atacan, por supuesto, en la línea de flotación del correo electrónico. Pero ¿es realmente Slack o Evernote un sustituto del email? Lo cierto es que sí, pero ambos van mucho más lejos, por eso mejor ir dejando atrás las etiquetas. La mención a Slack no es gratuita, porque esta nueva función de chat que estrenará Evernote el mes que viene lo asemejará muchísimo en funciones al citado producto.

"Queremos que Evernote sustituya al email"

La idea básica que persigue el equipo de Libin es "recuperar el espíritu de las start-up", en el sentido en que si un grupo de trabajo dedica su tiempo de forma simultánea y coordinada a un proyecto determinado, el avance del mismo se multiplica. Para ello la conocida plataforma estrenará el mes que viene un sistema de chat mediante el cual el equipo podrá escribir en tiempo real todo lo relativo al trabajo, y de esta manera abandonar el correo electrónico de forma paulatina. El email se encuentra saturado entre spam, cadenas, boletines y básicamente un mal uso, por eso servicios como Slack, y ahora Evernote, han dejado expedita la vía de la comunicación con plataformas limpias, más rápidas y perfectamente sincronizadas con los diferentes equipos desde los que nos conectemos.

La ambiciosa criatura de Evernote ha sido bautizada como Work Chat, y no nos queda claro si se tratará de una app stand-alone en los dispositivos móviles o irá integrada en la propia aplicación principal, pero lo que queda claro es que no se trata de un experimento menor, sino de un gran salto adelante de la compañía en el ámbito del trabajo. Al igual que sucede en Slack, con Work Chat podrás mantener reuniones on-line con el resto del equipo, pero además podrás compartir documentos o cuadernos, y suponemos que la aplicación contará con notificaciones push para estar debidamente informado de las conversaciones. Libin no ha explicado si este nuevo servicio será gratuito o estará disponible únicamente para los usuarios Premium.