Así lo asegura 9to5mac, quienes según sus fuentes reportan que una nueva linea de iMacs de resolución retina están pasando las últimas pruebas para salir. Estos iMac tendrían un perfil idéntico al que podemos ver en los últimos modelos, pero incorporando un procesador más rápido y eficiente y antenas WiFi mejoradas. Suponemos que también se incorpore una tarjeta gráfica de última generación.

El hecho de que estos iMac estén pasando las últimas pruebas, indicaría un inminente lanzamiento: en octubre, junto al nuevo sistema operativo OS X Yosemite.

El iMac retina sería el primer ordenador de escritorio de Apple con una pantalla de alta densidad de pixeles. La primera aparición de estas pantallas se dio en el 2010, con el iPhone 4, hasta extenderse a casi todas las pantallas de los dispositivos Apple. El último paso es llevar estas pantallas a los iMac, las TB display y los macbook Air. Algo que llegará, seguramente, más pronto que tarde.

Las betas de OS X Yosemite incluyen soporte y referencias para resoluciones de 6400x3600, 5760×3240, y 4096×2304. Los rumores sobre la pantalla 5k de las últimas semanas y el nuevo estándar en los DisplayPort facilitarían que se llevara a cabo.