Estas semanas atrás tuvimos la oportunidad de asistir a la Feria ECFI del programa FI-WARE de la Comisión Europea, un programa que pretende dar una serie de herramientas a desarrolladores, empresas y startups con el fin de fomentar la creación de servicios digitales versátiles, de alta calidad y seguros para el Internet del Futuro, con el foco principal en la privacidad de los datos, el uso libre de los mismos y el fomento de la economía digital desde las instituciones europeas.

En este sentido, uno de los objetivos del programa FI-WARE es desarrollar una plataforma abierta sobre la que los desarrolladores y startups puedan desarrollar aplicaciones y servicios a través de software de código abierto, de bajo coste y de forma colaborativa con la intención de potenciar el desarrollo tecnológico de las empresas europeas, y sin duda la Feria ECFI fue el punto de encuentro perfecto para miembros del programa, startups, aceleradoras e inversores. El programa cuenta con 100 millones de Euros de inversión de los cuales 80 van directamente a emprendedores y startups, por lo que es un oportunidad genial para fomentar empresas europeas y españolas con base tecnológica y con su foco puesto en el internet del futuro, siempre con la premisa de ser un sistema abierto:

"Cuando tienes un sistema cerrado, si no desarrollas tú las cosas, el resto no se puede beneficiar, pero en un sistema abierto cualquiera puede hacer un desarrollo y todos se pueden beneficiar. Hemos visto gente que empezó con FI-WARE como experimento y lo han convertido en algo muy evolucionado y aplicable, como Smartaxi"- Carlos Ralli, Telefónica I+D.

80 millones de Euros para emprendedores y StartupsA pesar de que existen algunas voces que tachan al programa FI-WARE como un movimiento poco rentable por parte de la Comisión, lo cierto es que lo que pudimos ver, desde el punto de vista de las startups españolas, es muy interesante. De hecho, a pesar de que el foco principal de muchas de la empresas presentes en ECFI y FIWARE tienen su foco en las llamadas ciudades inteligentes o Smart Cities, hay algunos proyectos que, basados en esa premisa, llegan con la intención de hacer más fácil la vida del usuario final generando un valor añadido a las tareas más cotidianas como coger un taxi o visitar un museo.

Fiware 3

En la ECFI tuvimos la oportunidad de conocer a algunos emprendedores y startups que están haciendo algo diferente, y que gracias al programa FIWARE están convirtiendo nuestras ciudades en algo más vivo (desde el punto de vista tecnológico) o a nuestros taxistas en más eficientes, por poner algunos ejemplos.

El análisis de datos al servicio del taxista

En este sentido, una de las iniciativas más interesante de las que pudimos ver en ECFI fue la de la valenciana Smartaxi, que llega en un momento en el que las aguas del sector está un poco revueltas debido a la llegada de Uber POP o Cabify que han levantado en pie de guerra a los taxistas.

Fiware 2

Smartaxi, que funciona con la tecnología de FI-WARE, es una aplicación que viene con la intención de ayudar a los taxistas a conseguir más carreras, y lo hace de forma inversa al tipo de aplicaciones que hemos visto hasta ahora. En vez de ir enfocada al usuario final, Smartaxi es una aplicación para el propio taxista que recaba información en tiempo real, bajo la plataforma de FI-WARE, para generar mapas de calor que permiten a los conductores estimar en qué zonas de la ciudad tienen más probabilidad de conseguir una carrera.

"Nosotros tomamos datos en tiempo real, de dónde encuentran a la gente y donde dejan a la gente, los analizamos y damos al taxista un mapa de calor directamente a su teléfono móvil de dónde es más probable que encuentre carreras. Somos capaces de identificar con un 92% de precisión dónde es más probable que haya clientes. Todo en tiempo real" - Federico López, CEO de Smartaxi.

De hecho, Smartaxi es un buen ejemplo de las posibilidades de la plataforma FI-WARE y demuestra el potencial del análisis de datos en tiempo real con aplicaciones prácticas.

Ciudades inteligentes, el próximo paso

Otra de los ejemplos que pudimos ver en ECFI fueron las ciudades inteligente con el foco en el internet de las cosas, como forma de conseguir ciudades más eficientes y más sostenibles. En ese sentido, destacan proyectos como Adevice en Sevilla, que han revolucionado la forma en la que se miden los cambios de agua en las fuentes con el fin planificar mejor la gestión hidrológica de la ciudad.

Aunque se pueda pensar de que se trata de una aplicación menor, el hecho de poner medir los cambios de agua en las fuentes de la ciudades a través de internet de las cosas permite anticiparse a problemas y ahorrarle dinero al contribuyente. A través de una serie de sensores, y utilizando la plataforma de FI-WARE, puede medir de forma remota los cambios en el agua de las fuentes de Sevilla o anticiparse a problemas como fugas de agua que suponen un gasto muy importante para la ciudad.

"FI-WARE es una idea que se ha convertido en una plataforma real. Todavía le falta mucho, pero ya podemos desarrollar aplicaciones como la nuestra que permite monitorizar las fuentes de Sevilla para optimizar el consumo de agua y el mantenimiento de las mismas, permitiendo ahorrar por un coste muy reducido". - Joaquín Cabezas, Adevice

En ese sentido, Málaga es otra de las ciudades inteligentes que se están beneficiando de la tecnología FI-WARE, que ha encontrado en la instituciones y localidades su mayor aliado para que desarrollen la plataforma. Durante en EFCI tuvimos la oportunidad de hablar con la gente City Sense, un proyecto de una compañía dependiente de Vodafone para el análisis de datos en tiempo real. A través de la instalación de 50 beacons (balizas Bluetooth LE), se mide la afluencia de gente en función de la ubicación para generar alertas en tiempo real personalizadas con contenido de interés relevante para el usuario.

FI-WARE es una plataforma de desarrollo pone su foco en el Open DataDe esta forma, se genera un mapa con todos los usuarios móviles en la ciudad para enviarla en una plataforma Open Data, con tecnología FI-WARE, y con claras aplicaciones para el turismo: museos, puntos de interés... de forma que se puedan generar campañas de marketing directo en función de la ubicación, y haciendo uso de la infraestructura de la ciudad a través del perfil del usuario, todo en tiempo real de forma anónima y sin necesidad de recabar datos del usuario más allá de un simple identificador; todo de forma abierta.

Estos son algunos de los ejemplos de que pudimos ver de primera mano en ECFI, y que avalan al proyecto FI-WARE como un incubador perfecto para desarrollar startups de base tecnológica a través de una infraestructura abierta y bajo la premisa del Open Data y desarrollo colaborativo.

Todavía le queda mucho por recorrer a esta iniciativa, pero de momento parece que las startups españolas que la están utilizando tienen modelos de negocio muy interesantes desarrollados bajo el paraguas de internet de las cosas.