Quizás no sea el sistema operativo definitivo y aún tenga aristas por pulir a nivel gráfico, pero asumámoslo: la acogida de Android L cuando vimos su interfaz por primera vez fue muy buena. Android ha logrado pasar en unos pocos años de tener una interfaz caótica y poco cuidada a sublimar con Android L su aspecto gráfico, más allá de sus funciones, lo cual impulsó las ganas de muchos por hacerse pronto con él. Mientras llega, que en algunos casos va a tardar, dejamos una opción para tener ya mismo la interfaz de Android L: Moonshine, que combinado con casi cualquier launcher nos permitirá anticiparnos a la llegada oficial.

Tras probarlo unos días, su fluidez y estabilidad son plenamente satisfactorios. Sustituye los iconos de Android KitKat / Jelly Bean por los propios de Android L, así como los de algunas aplicaciones populares: Instagram, Spotify, Feedly, Twitter, Evernote, Foursquare, Analytics, Facebook, etc, siguiendo las líneas de Material Design en todo el launcher. También se incluye el fondo de pantalla característico de Android L y otros que siguen las mismas líneas de diseño.

La instalación es rápida y simple: sólo hemos de ejecutar Moonshine, seleccionar el launcher con el que queremos utilizarlo (Nova, Apex, Aviate, etc, si no tenemos ninguno podemos ir directamente a descargarlo), y activar Moonshine con él. Además, si hay algún icono no adaptado que queremos especialmente, tenemos la opción de solicitarlo directamente a los desarrolladores. Recientemente se ha añadido el soporte a iconos dinámicos, como el de Sunrise Calendar. Lo que no se modifica es la interfaz del sistema más allá de la pantalla de inicio: pantalla de desbloqueo, barra de notificaciones, ajustes, etc. Para eso sí tendremos que esperar. Si pese a todo estos no son los iconos de tu agrado, puedes elegir entre los 10 packs de iconos para Android de los que hablamos hace unos días.

Descarga: Moonshine. Gratuito.