En el año 2001 el mismísimo Bill Gates, en ese entonces cabecilla de Microsoft, presentó un dispositivo que realmente no esperábamos ver. Un híbrido de lo más peculiar de un computador portátil con tablet, y casualmente llevaba el nombre de Microsoft Tablet PC. Aunque no podría negarse que la idea era de lo más curiosa y parcialmente atractiva, de manera inevitable terminó siendo uno de los mayores fracasos en el mercado de la tecnología de las últimas décadas. La idea, sencillamente, no terminó de colar.

En 2001 Microsoft presentó la Tablet PC, un híbrido mal hecho de tablet con portátil, y en 2003 ya nadie lo recordabaEl principal error de la Tablet PC de Microsoft lo podíamos encontrar en su enfoque. Aunque afirmaban que se dirigía a un sector empresarial que al menos para mi en ese entonces se encontraba "casi-abandonado" (en cuanto a dispositivos realmente innovadores y prácticos), su usabilidad mal definida lo condenó desde el día de su presentación. Puede que entre 2001 y 2002 varias marcas se aventuraran con esta idea de Microsoft, pero todas fueron un fiasco.

La cuestión está en que cuando hablaron de "un entorno de Windows ideado para usar con un lápiz táctil", o Stylus, fue el primer clavo en su ataúd; eso, además de lo pesado que resultaba el dispositivo y la versión mal hecha de sistema operativo llamado Windows XP Tablet PC Edition Operating System. Puede que todo ello haya condenado a las Tablet PC al holocausto, o sencillamente puede que la época no haya sido la correcta, la tecnología no bastaba para satisfacer esta propuesta.

Así, en 2001 Gates presentó un dispositivo que nacía oliendo a muerto, fracasó y estoy seguro que en Redmond quisieran que fuera olvidado.

Y luego llegó el iPad

Hablar de tablets sin hablar del iPad es un crimen, o al menos debería serlo. Con esto no quiero decir que vaya a alabar al iPad como la mejor tablet del mundo (que seamos claros, en mucho sentido lo es), pero sí que hay un punto innegable que tiene la tablet de Apple desde el día de su nacimiento, y que la compañía de la manzana blanca supo presentar muy bien:

El iPad supo ofrecer simplicidad y sencillez práctica al usuario, para hacer lo que más le gusta.

Así de claro. Apple supo atacar muy bien a lo que el público esperaba de tener una pantallota táctil en las manos, algo que no entendía Microsoft, y que luego otros como HP con WebOS intentaron (y fracasaron por otros aspectos), o Android aú hoy en día sigue creciendo para intentar alcanzar el nirvana de las tablets que es el iPad.

Pero hay una frase que dijo Panos Panay mientras presentaba la nueva tablet de Microsoft el día de hoy:

El iPad está muy bien diseñado para consumir contenido, pero nosotros queremos ayudar a crear contenido, no solo disfrutar de él

Y eso es la nueva Surface Pro 3.

Un futuro prometedor con la Surface, ¿pero será suficiente?

Puede que Microsoft haya fracasado al iniciarse en este mundo de las tablets, aunque a la vez se le aplaude el haber sido pionero y pensado más allá del escritorio... de cierta forma; pero no ha sido sino hasta hoy, en su tercera generación de la "tablet para profesionales" que ha creado, cuando me ha convencido.

surface pro 3

En sus inicios Microsoft fracasó con las tablets. Hoy, parecen seguir el camino correcto¿Es el camino que está tomando Microsoft en el segmento de las tablets el correcto? Yo digo que sí, y que Apple comenzará a intentar apuntar a ese aspecto. Porque puede que el iPad sea genial para llevarla a arriba a abajo y consumir todo tipo de contenido, e incluso trabajar con documentos distintos y gracias a algunos accesorios que lo convierten en un gran dispositivos para trabajar, pero lo que Microsoft apunta con su tablet Surface Pro 3 es que tengamos un solo dispositivo para todo.

Esto, ya es posible si se quiere ya sea con una Surface Pro de generación pasada, o alguna otra tablet que cuente con la versión completa de Windows, no la capada (esa que lleva "RT" en su nombre, y que debería desaparecer), pero el futuro de lo que propone Microsoft no es nada más la nueva Surface Pro, es formularnos un solo dispositivo como multiplataforma, para varios usos.

¿Vas de viaje y quieres trabajar o leer y ver películas en el camino? Usa la Surface Pro (o Windows) como tablet. ¿Ahora quieres trabajar en un escritorio? Úsala con su funda teclado o sencillamente conéctala a un dock, con teclado y mouse externo si así lo deseas.

Es una gran idea, usar una sola cosa para todo lo relacionado a un computador portátil, y por eso puede que me llamen ingenuo, pero creo fielmente que, aunque Surface Pro 3 seguramente no vaya a robarse una gran tajada del mercado al iPad, si está apuntando correctamente a las necesidades del usuario.

"Ya basta de tener un computador y una tablet" decía Panay, y no puedo dejar de darle la razón.