Desde siempre en Hipertextual hemos sido evangelizadores, por así decirlo, de la programación. Afirmamos con toda la fuerza posible que nunca es tarde para aprender a programar, ni tampoco temprano, especialmente habiendo tantas formas geniales de enseñar a los niños. Cursos gratuitos online, juegos, guías interactivas y millones de vídeos en internet te pueden enseñar a programar si así lo deseas, pero Code Babes va más allá, convertir algo tan genial como aprender a programar en algo sexista y misógino.

La idea de Code Babes es la de usar, léase bien, mujeres desnudas para motivar al que aprende. Sí, así, la "profesora" (énfasis en las comillas) se irá quitando una prenda de su ropa a medida que superes pruebas. ¿Así o más ofensivo?

No por nada toda mujer involucrada o no con el mundo de la tecnología se ha sentido y manifestado en contra y asqueada por esta iniciativa. ¿Acaso no están en lo cierto?

Es inaudito que en pleno siglo XXI la mujer siga siendo menospreciada en el mundo de la tecnologíaLo peor es que ya de por sí en general, en la industria de la tecnología y afines la mujer es, por lo general, menospreciada, lo cual es una locura porque hay infinidad de mujeres involucradas y responsables en grandes proyectos. Si nos vamos a los videojuegos, un área que quien me lea constantemente sabe que me apasiona, títulos como las sagas Uncharted, Portal y pare de contar han sido creados parcial o totalmente por grandes mujeres desarrolladoras y directoras creativas, y aún así existen casos de bullying extremo como el de Jennifer Hepler, que se sintió tentada a abandonar la industria luego de su acoso por estar involucrada en un título.

Pero sin ánimos de divagar, la propuesta de "Code Babes", deja una pésima imagen de lo que es esta maravillosa industria. O mejor dicho, refleja lo peor del mundo de la programación y como la misoginia sigue tan latente, y no, no hay que ser mujer para percatarse de esto y sentirse asqueado por una idea así; se la he mostrado a muchas conocidas y la percepción siempre fue la misma.

En Code Babes aseguran que han descubierto "la fórmula perfecta para incentivar al estudiante usando su deseo sexual mediante recompensas". Pues la verdad, no es la fórmula perfecta. Yo tengo meses aprendiendo a programar sencillamente porque entiendo que es parte vital de nuestro futuro y en general me encanta la tecnología.

Y formas existen muchas:

Solo imagino qué pensaría de esto Ada Lovelace, la madre de la programación, si hoy viviera. Finalmente, no queda claro si Code Babes no es más que una broma de muy mal gusto o una plataforma real (que parece serlo, al contar con formulario de suscripción y pago, y hay quienes ya han probado la plataforma y dicen que es así, igualita a lo que ofrecen). Al menos hay quienes sabotean esta idea con bastante humor, como los chicos de "Code Dicks" que ofrecen lo mismo, solo que desde el otro punto de vista. Eso sí, esto último si es una sátira.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.