Verizon consigue anular la orden que garantizaba la neutralidad de la red en Estados Unidos

Mientras en Europa esperamos el nuevo marco regulatorio que garantice la neutralidad de la red, en Estados Unidos la FCC (Federal Communications Commission) ya aprobó en el año 2010 una orden que obligaba a los operadores a garantizar la neutralidad de la red en sus servicios de acceso a Internet. Esta medida de la FCC, aunque bien recibida por los usuarios (además de ser promesa electoral de Barack Obama), no aplicaba en el ámbito de las conexiones móviles de datos y, claro está, si los operadores no son partidiarios de garantizar la neutralidad de la red, menos aún lo van a ser si existen "agravios comparativos". Verizon se lanzó a los tribunales y recurrió la orden de la FCC y, tras 3 años de litigios, ha conseguido anular esta orden.

En 2010 la FCC emitió una orden que garantizaba la neutralidad de la red en el acceso a Internet en redes fijas.

Verizon ha conseguido que el Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia le de un vuelco al sector de las telecomunicaciones de Estados Unidos; el tribunal ha fallado a favor de este operador y ha rechazado la orden que la FCC emitió para obligar a todos los operadores del país a respetar la neutralidad en las comunicaciones cursadas por sus clientes.

Dicho de otra forma, la FCC obligó a los operadores que ofrecen servicios de acceso a Internet a no discriminar el tráfico que cursaban sus clientes y, por tanto, a no imponer reglas que primasen unos servicios en detrimento de otros. Los operadores, por regla general, siempre han sido reacios a los big players como Google y, por supuesto, al P2P y al intercambio de archivos; siempre han considerado que ponen la red y otros "las explotan". Para evitar la imposición de "niveles de servicio", el bloqueo de servicios concretos o la imposición de tasas a los proveedores de contenido para que estos no viesen perjudicados sus servicios, la FCC optó por tomar cartas en el asunto y llegó a una "norma de compromiso".

¿Es el fin de la neutralidad de la red en Estados Unidos? Evidentemente, que se anule la orden de la FCC es un revés importante y, si una nueva regulación no lo remedia, quizás veamos algunos movimientos que perjudiquen la neutralidad de las redes.

El Tribunal de Apelación dictaminó que el acceso a Internet de Banda Ancha no se había tipificado como un "servicio básico" de la misma forma que lo es el acceso a la red telefónica fija. Dicho de otra forma, no está reconocido como "servicio universal" (que es la nomenclatura que usamos normalmente) y, por tanto, la FCC no tiene potestad para imponer calidades de servicio o proteger el servicio.

Aunque la neutralidad era una promesa electoral de Obama, el acceso a Internet no se catalogó como "servicio universal".

Para el tribunal, el riesgo que se impongan calidades de servicio o tasas no es algo grave porque el usuario tiene opciones y puede cambiar al operador que más le convenga (al existir libre competencia). Sin embargo, creo que con este tipo de decisiones, Verizon ha conseguido que los operadores de Estados Unidos tengan carta blanca para modelar el acceso a Internet que deseen y, por tanto, a primar unos servicios frente al detrimento de otros.

Si la única protección del usuario es la competencia del mercado, ¿qué pasará si todos los operadores optan por crear calidades de servicio? La respuesta es simple: el usuario no tendrá dónde migrar y tendrá que pagar más o los players de contenidos (Google, Skype, Netflix, Hulu, Spotify...) tendrán que pagar el "temido peaje" si no quieren ver cómo sus servicios se degradan de manera forzada (aunque la FCC promete que aún tiene instrumentos para evitar un "monopolio de facto").

La solución, obviamente, pasaría por declarar el acceso a Internet como un servicio básico y, por tanto, crear un marco de protección que evite posibles abusos; sin embargo, parece que la regulación de Internet es algo que se prefiere evitar porque generaría mucho desgaste y críticas en el país.

hazte socio

Recomendados