Hay que reconocer que el comercio online nos ha puesto las cosas muy fáciles, sobre todo para los que no contamos con mucho tiempo para ir a una tienda física. Podemos realizar nuestras compras en cualquier momento y esperar a que nuestro pedido llegue a casa directamente. A pesar de lo bien que funcionan, por ejemplo, empresas como Amazon; el envío sigue siendo uno de los puntos débiles del sector tanto por las empresas de mensajería como por la necesidad de que haya alguien en casa para recibir la mercancía. En Valencia, una startup llamada My Pick Box se ha propuesto hacernos la vida más fácil y poner fin a la odisea de la recepción de un paquete gracias a un servicio de consignas.

My Pick Box ofrece en Valencia una red de consignas en la que recoger cómodamente nuestros envíos.

La idea, en cierta medida, es parecida a disponer de un apartado de correos en el que recibir nuestros envíos aunque, eso sí, con la ventaja añadida de no tener que alquilar este espacio de manera continua. Si pasamos mucho tiempo fuera de casa, recibir nuestras compras online nos termina generando un dolor de cabeza (entregas fallidas, mensajeros que no vienen cuando se acordó...) y tampoco tenemos ocasión de enviarnos las compras a nuestro lugar de trabajo, My Pick Box nos propone una alternativa curiosa: ofrecernos una taquilla en la que recibir nuestra mercancía para que, una vez esté disponible, nos pasemos a recogerla cuando queramos.

Lo interesante del servicio es que el registro en My Pick Box es gratuito y la recepción de mercancía (siempre que se cumpla con las dimensiones máximas admitidas) también lo es durante las primeras 48 horas (a partir de ahí tiene un coste de almacenaje de 2,5 euros). El usuario, tras registrarse en el servicio, usará como dirección postal para recibir sus pedidos la de la sede de My Pick Box así como su código personal y el identificador de la consigna en la que quiere recoger su pedido.

Cuando el pedido llega, My Pick Box enviará al usuario un SMS con el PIN que debe escribir en la taquilla para recoger su mercancía y, claro está, al ubicarse la taquilla en lugares públicos, el usuario tiene bastante flexibilidad para recoger su pedido.

El servicio es gratuito durante las primeras 48 horas de custodia de la mercancía.

La idea, sin duda alguna, es muy interesante y camina por la senda de otras empresas que operan en Estados Unidos como BufferBox (que fue adquirida por Google a finales de 2012) y también con experiencias piloto como la de Amazon Lockers; servicios que ofrecen al usuario bastante flexibilidad a la hora de recibir sus pedidos sin que la recepción impacte en su vida cotidiana.

My Pick Box, por ahora, tiene un alcance muy limitado; cuenta con 2 consignas en Valencia y parece que instalarán una tercera para ampliar los puntos de recepción. Una de las taquillas está situada en una estación de metro, así que el intervalo de horas para recoger mercancías es muy amplio (de lunes a domingo desde la mañana hasta la noche) y la otra está situada en un campus universitario donde también hay un amplio rango en el que se puede acudir a recoger nuestros envíos.

Teniendo en cuenta lo complicado que puede llegar a ser la recepción de un paquete (sobre todo en épocas con grandes picos de trabajo como la Navidad), este tipo de servicios pueden tener mucha demanda entre los usuarios porque, en el caso de España, las compañías de mensajería suelen ser el eslabón que más lastra la cadena de valor del comercio electrónico.