En los últimos tiempos, la comunidad modder nos ha sorprendido creando versiones reducidas y funcionales de distintas consolas de videojuegos. Sin embargo, parece que también hay personas interesadas en aumentar el tamaño de estos dispositivos, contrario a le tendencia de hacer todo más pequeño. Es el caso de Michael Pick, un ingeniero estadounidense que ha creado la Nintendo Switch «más grande del mundo» con el propósito de donarla a un hospital infantil.

La edición estándar de la Nintendo Switch mide 109 mm. x 239 mm. x 139 mm. y puede ser utilizada tanto en modo portátil como consola de sobremesa gracias al Dock. La propuesta de Pick, sin embargo, es una versión de tamaño descomunal. Es un 650% más grande que la original, con pantalla 4K (aunque la consola admite un máximo de 1080p) y completamente funcional. El ingeniero ha compartido el vídeo del proceso de construcción en su canal de YouTube.

El trabajo de transformar una consola de videojuegos, o cualquier otro dispositivo tecnológico, es una tarea monumental. Muchas veces se requiere crear una nueva carcasa, reemplazar piezas originales, recortar placas y hacer recableados. No obstante, Pick, en su tarea de crear la Nintendo Switch «más grande del mundo», no modificó los componentes internos. En lugar de eso, utilizó sus conocimientos en ingeniería para crear una serie de mecanismos que accionan los botones de serie.

La Nintendo Switch gigante es, básicamente, una carcasa de madera y mucho ingenio

Como podemos ver en el vídeo, Pick utilizó madera para la carcasa exterior y plástico para imprimir los botones 3D y algunos mecanismos. Además, montó una enorme pantalla LED conectada con un cable HDMI. ¿El resultado? Una enorme consola funcional de casi 30 kilos y un tamaño de 178×76 centímetros. Este «invento», a diferencia de otros, mantiene el hardware de la Nintendo Switch intacto. Esto quiere decir que, por ejemplo, cuando Nintendo lance la tan rumoreada versión ‘Pro‘, podría ser integrada en la misma carcaza.

«Me gusta mucho la Nintendo Switch. Es pequeña, es portátil… pero es muy fácil de perder, y para mí eso es un problema. Así que decidí hacer algo que fuese un poco más grande y un poco más difícil de perder», explica Michael Pick. El joven donó su creación al Hospital de Niños Saint Jude en Nashville, Tennessee (Estados Unidos). Asimismo prometió crear una nueva versión «mucho más grande».

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.