La misión MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution Mission) de la NASA será lanzada el lunes 18 de noviembre, para iniciar una travesía que durará diez meses hasta su llegada al planeta rojo. Allí se encargará de estudiar la atmósfera superior de Marte, la ionosfera y las interacciones con el viento solar.

El proyecto MAVEN, desarrollado en el Goddard Space Flight Center de Estados Unidos, ha recibido una especial atención, no solo por los resultados científicos novedosos que podría aportar sobre el planeta rojo, sino también por el parón que sufrió debido al shutdown del gobierno norteamericano.

En ALT1040 hemos querido conocer más detalles sobre el lanzamiento de la sonda MAVEN y sus preparativos, por lo que hemos entrevistado a Sandra Cauffman, Deputy Project Manager de MAVEN, para saber los últimos preparativos de esta misión, además de charlar sobre la trayectoria profesional de esta ingeniera nacida en Costa Rica, que trabaja desde hace más de dos décadas en la NASA.

MAVEN

Como responsable directa del lanzamiento de la sonda el próximo lunes, nos gustaría que nos definiera qué es el proyecto MAVEN y cuáles son sus objetivos principales. ¿Cómo comenzó esta iniciativa?
El objetivo principal de la misión MAVEN es estudiar la atmósfera superior de Marte para entender los mecanismos y los procesos que han ocurrido para que el planeta tenga la atmósfera que tiene hoy en día. Se sabe que Marte tuvo agua en el pasado, y existen evidencias minerológicas y morfológicas que explican la existencia de agua en cuencas, ya que hay zonas similares a valles o ríos, y por ello queremos conocer cómo fue la evolución del planeta rojo."Con MAVEN conoceremos cuál ha sido la evolución de la atmósfera del planeta rojo"

A día de hoy sabemos que el campo magnético no existe en Marte de la misma forma que en la Tierra, por lo que el viento solar desgarra buena parte de la atmósfera marciana, por ello un gran objetivo de MAVEN será estudiar todos esos procesos del arranque del viento solar y los mecanismos que tienen lugar en la atmósfera de Marte, que contribuyen al escape de gases.

El proyecto realmente comenzó hace diez años, cuando tres científicos de la NASA, liderados por el investigador principal Bruce Jakosky, se plantearon que era necesario realizar este tipo de estudios sobre la atmósfera de Marte. En esta década se ha trabajado mucho, ya que la propuesta inicial fue en 2005, y en 2008 comenzamos el diseño preliminar de la sonda.

Dos años después en el 2010, lograríamos que nos aceptaran el lanzamiento para 2013, y en medio de este período hemos tenido cerca de 200 evaluaciones del trabajo para que todo estuviera listo. Además, hemos tenido que prepararnos a fondo para el lanzamiento, con entrenamientos específicos dirigidos al equipo de operaciones.

Uno de los últimos resultados planteados por el Curiosity determinaban que la atmósfera de Marte no presentaba una concentración de metano como la que se pensaba inicialmente, ¿podría MAVEN profundizar en estas investigaciones?
Desafortunadamente, MAVEN no cuenta con un instrumento que pueda determinar si hay o no metano; sin embargo, el satélite lanzado por India hace unos días sí que cuenta con un sensor de este tipo. Por este motivo, seguro que habrá un intercambio de información y de datos entre los resultados que logre MAVEN, el Curiosity y la misión espacial india.

Es interesante conocer los instrumentos con los que está equipado MAVEN, ¿con qué avances tecnológicos cuenta esta misión espacial?
Más que instrumentos novedosos, MAVEN aprovecha una serie de avances tecnológicos que ya han sido probados y enviados en otras misiones y satélites. Por este motivo, la sonda presenta un perfil de bajo presupuesto, lo que también nos ha permitido cumplir los plazos del proyecto.

Entre los instrumentos que lleva MAVEN, podemos destacar los que van a medir la parte alta y baja de la atmósfera, con el objetivo de saber más sobre el escape de gases o los magnetómetros, encargados de tomar medidas sobre el campo magnético.

MAVEN

¿Cuándo creen que será posible conocer los primeros resultados?
Primero tenemos que tener en cuenta que MAVEN necesitará diez meses para llegar a Marte, por lo que en septiembre de 2014, tendremos un mes para asegurarnos de que todos los sistemas funcionan correctamente antes de que la sonda alcance la órbita alrededor de Marte.

También hay que considerar que los científicos siempre prefieren valorar los datos antes de hacerlos públicos, pero ocurre que desde la NASA existe un requerimiento que obliga a difundir los resultados "casi inmediatamente", no más tarde de seis meses después de tenerlo. Supongo que un mes después de que la misión esté localizada y funcione correctamente, los científicos podrían estar recibiendo datos solo un mes después.

En estos diez meses que comentaba sobre el viaje de MAVEN a Marte, ¿qué trabajos hará el equipo de la NASA desde Estados Unidos?
Durante este período tenemos que realizar un seguimiento muy estricto de todos los sistemas de operaciones de la sonda, por lo que el equipo tiene mucho trabajo por delante. Ver que todos los instrumentos funcionan bien y evaluar la trayectoria de la sonda son dos tareas fundamentales durante estos próximos meses."Obtuvimos un permiso especial tras el shutdown debido a la importancia de las comunicaciones con Curiosity"

Quería preguntarle, en relación al shutdown de Estados Unidos, ¿cómo afectó al lanzamiento de la misión MAVEN inicialmente, y por otro lado, cómo consiguieron sobreponerse al parón que sufrió el proyecto?
Lo cierto es que todo paró: el gobierno incluido, y existe un acto administrativo que obliga a no gastar el dinero de los proyectos, aunque existen ciertas excepciones, y tuvimos la suerte de obtener un permiso especial para nuestro proyecto.

En ese sentido, MAVEN lleva consigo un equipamiento que nos permite comunicarnos con los rovers presentes en Marte, el Opportunity y el Curiosity, y la necesidad de lanzar esta misión era máxima, ya que los dos satélites que actualmente permiten las telecomunicaciones (enviados en 2001 y 2005) ya se van, lo que obliga a contar con un nuevo relé de comunicaciones, y esa será una función muy importante para MAVEN.

Si no hubiéramos conseguido superar la situación de parón administrativo, la sonda no podría haber sido lanzada hasta 26 meses después, lo que hubiera ocasionado un problema de comunicación muy grave con los rovers presentes en Marte. Por este motivo, tras dos días de shutdown nos concedieron un permiso específico para que prosiguiéramos con la misión, y tuvimos que recuperar esas horas de trabajo en días extra e incluso fines de semana, pero por fin hemos conseguido cumplir las fechas previstas en el proyecto.

Tras esta década de trabajo, quería preguntarle, dado su origen costarricense, sobre su opinión respecto a los requerimientos que deberían tener las políticas científicas de Latinoamérica y España, dado que a menudo la visión que se tiene desde estas regiones es que la investigación debe dar resultados inmediatos, ¿cuál es su perspectiva como ingeniera de la NASA?
Es una pregunta difícil, en mi caso nací en Costa Rica y sé que están tratando de lanzar un satélite pequeño, creo que es una iniciativa que debemos aplaudir, porque pueden ayudar al país y al resto de Latinoamérica. No se deben plantear que deban invertir los mismos recursos que la NASA, pero en estos proyectos, si hay ganas e ilusiones, todo es posible.

Otra visión que se tiene desde España en la actualidad es que se está dejando escapar el talento científico: ¿qué cree que se debería hacer para retenerlo?
En primer lugar debería haber compañías que llevaran a cabo proyectos significativos y que ofertaran trabajos cualificados, eso es fundamental. Por ejemplo, los proyectos que llevo a cabo en la NASA jamás podría hacerlos en Costa Rica, pero no me importaría volver y ofrecer lo que sé. Lo que está claro es que se necesita inversión científica, porque los investigadores tienen ideas y quieren llevar a cabo proyectos, pero se necesita dinero para hacerlo."La ciencia necesita fuertes inversiones, por eso EEUU atrae tanto talento"

En ese sentido, ¿cree que es posible la colaboración público-privada, como ingeniera de la NASA? Es una pregunta que se realiza muy a menudo en España y América Latina.
Está claro que, como decía antes, los investigadores necesitan dinero para llevar a cabo sus proyectos, y por este motivo Estados Unidos atrae tanto talento científico. Un ejemplo muy claro es lo que hacen Japón o China, que envían científicos al extranjero pero luego se los llevan de vuelta, con el objetivo de que ofrezcan su talento y formación al país.

Es muy importante que en el trabajo que se lleve a cabo tengas ilusión por lo que haces, en el caso de la NASA hay ilusión por venir aquí cada día, y además tienes apoyo económico, aunque quizás no todo lo que nos gustaría, pero siempre cuentas con un respaldo detrás que te permite seguir investigando.

Usted es ingeniera en la NASA, y además de conocer su día a día allí, nos gustaría saber si alguna vez se ha encontrado con algún problema como mujer ingeniera, debido al famoso techo de cristal del que hablan algunas investigaciones.
En mi caso comencé Ingeniería Industrial, pero luego terminé Ingeniería Eléctrica (B.Sc. y M.Sc.) y luego completé el B.Sc. en Física (Matemática), y tras pasar más de dos décadas trabajando en la NASA, creo que sigue siendo un mundo dominado por hombres.

Sin embargo, en ningún caso me he sentido discriminada por ser mujer o por mi origen hispano, aquí la mayoría de la gente te respeta por tu formación y trayectoria profesional, puede haber algún caso aislado, pero no suele ser lo habitual.

Ya para terminar, ¿qué consejos le daría a alguien que estuviera interesado en la investigación espacial o que soñara con trabajar en la NASA algún día?
Desde que tenía siete años, soñaba con trabajar en la NASA, pero nací en Costa Rica y para trabajar en la agencia necesitas tener la ciudadanía estadounidense. Además, las cosas de aquella no eran fáciles, porque mi madre era soltera, y tenía que alternar diversos trabajos para que pudiéramos subsistir."Siendo una niña en Costa Rica soñaba con trabajar en la NASA"

Sin embargo, siempre me decía que si soñaba con trabajar en la NASA, debía estudiar mucho y pelear por ello. «Nunca sabes las vueltas que da el mundo», me solía repetir. Y tenía razón, uno siempre debe estar preparado para el momento en que se abran nuevas oportunidades.

No debemos dejar de lado nuestros sueños, siempre hay que luchar para que se cumplan, pero hay que tratar de estudiar, formarse y prepararse al máximo, para que el día que pasen las oportunidades por delante, podamos agarrarlas con fuerza.