La noticia de que Ben Affleck será Batman en la secuela de Man of Steel generó una respuesta muy negativa por parte de los seguidores del Caballero Oscuro. Nadie quiere que Affleck interprete a uno de los personajes más complejos e interesantes del universo DC y del mundo del cómic en general. Pero, ¿y si resulta que no es una mala idea? Puede sonar descabellado, pero tal vez no sea una locura.

Es más, es posible que la elección de Ben Affleck haya sido acertada. Al fin y al cabo, no es un mal actor —si bien está muy lejos de ser el mejor— y ya ha interpretado a un superhéroe, aunque haya sido en una película infame como es Daredevil. Pero también es justo recordar que lo hizo en una época en la que las películas basadas en cómics eran mediocres en el mejor de los casos. Además, no se puede culpar al actor del guion de esta obra.

Y, de hecho, éste es el principal motivo por el que es posible que no sea una mala idea que Ben Affleck haga de Batman en la nueva película. Según explicó el director de Man of Steel, Zack Snyder, la idea es que el gran amigo de Matt Damon sé cierto equilibrio al Superman de Henry Cavill.

El Batman que interpretará Affleck se basará en un superhéroe adulto, de más edad y por ende mucha más experiencia y sabiduría que Clark Kent.

Recientemente hemos podido ver a Ben Affleck en un papel mucho más adulto en Argo y el actor tendrá 43 años cuando se estrene la nueva película. Es decir, no sólo no veremos los inicios de Batman, sino que es muy probable que se acerque más al Bruce Wayne maduro y oscuro de historias como The Killing Joke o The Dark Knight Returns (no confundir con la tercera entrega de la trilogía de Christopher Nolan).

Para ello es básico que la trama se acerque más a las aproximaciones de Nolan y de Tim Burton que a los esperpentos de Joel Schumacher; nada de héroes adolescentes, bromas sin sentido y trajes con pezones. Si Man of Steel es un indicador, es posible que estemos en el buen camino, más aún si se confirma la presencia de Bryan Cranston como Lex Luthor.

Por otro lado, hay que recordar que lo que en un principio parece una elección errónea se puede convertir en la mejor encarnación de un personaje. No olvidemos que muchos criticaron la idea de que Heath Ledger hiciese de Joker, un papel por el que ganó un Oscar tras una interpretación que pasará a la historia. De hecho, más allá de Robert Downey Jr (Iron Man/Tony Stark) y Jack Nicholson (Joker en Batman de Tim Burton), hay pocos actores que parezcan haber nacido para hacer ese papel. El propio Christian Bale, el mejor Caballero Oscuro hasta el momento, no terminó de convencer. Así que, ¿por qué no darle una oportunidad a Ben Affleck?