Estados Unidos continúa haciendo avances en su ejército robótico. Los drones (o aviones espía), son aparatos no tripulados con los que, entre otras cosas, se pueden atacar objetivos sin exponerse a muchos riesgos. En esta ocasión, la armada estadounidense han vuelto a hacer historia consiguiendo aterrizar un drone en un portaaviones.

Justo hace una semana escribía sobre el ataque de Estados Unidos a Pakistán usando drones, dejando como resultado 17 muertos. En las primeras horas de este jueves 11, un X-47B despegó de la base de Patuxent en Maryland para acabar aterrizando en el portaaviones George H. W. Bush. Usando pautas automáticas y algoritmos, es decir, sin que nadie pilotara remotamente el drone, consiguieron aterrizarlo tras 170 kilómetros de vuelo.

«No se tienen muchas oportunidades para ver el futuro, pero esto es lo que hemos visto hoy. Es un día inolvidable para la aviación en general y para la aviación naval en particular»

Estas declaraciones del secretario de la Armada, Ray Mabus, tras el aterrizaje, muestran un par de verdades: es cierto que se trata de un hito para la aviación, en otras ocasiones los aviones no tripulados eran controlados remotamente por personas. Esta vez, se ha hecho de manera programada. También es cierto que hemos visto el futuro, y eso a mi en particular no me apasiona. Puede fascinarte desde el campo robótico, pero a la vez te deja frío, como una película de ciencia ficción post-apocaliptica que te gusta ver, pero que no te gustaría vivir.

Las guerras parecen acercarse más al mundo de los videojuegos, atrás quedan las batallas de seres humanos contadas por nuestros abuelos y leídas en los libros. Entramos en la era de la automatización, de robots programados matando personas. Como siempre se suele decir en estos casos: «la realidad supera la ficción», y cada vez suena menos atractivo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.