Como un Clark Kent moderno o un Tony Stark pero más castizo, **Miguel Á. Díez Ferreira** (alias [@ferrenet](http://twitter.com/ferrenet)) ha conseguido lo que muchos en España claman por imposible: emprender con éxito. [**RedKaraoke**](http://redkaraoke.es) es el producto de seis años de trabajo, una visión única de lo que implica llevar una compañía hacia adelante y una buena estrategia de crecimiento global. Hace unas semanas, **Red Karaoke** alcanzaba los [dos millones de usuarios](http://www.redkaraoke.es/blog/2013/05/31/%C2%A1gracias-a-los-2-millones-de-amigos-de-red-karaoke/) y justo ayer lanzaban su primer proyecto fuera de la web en sí, una aplicación en colaboración [con Alejandro Sanz](http://www.lamusicanosetoca.com/) (sí, el mismo Alejandro Sanz de la ley Sinde) en la que los usuarios pueden cantar con el iPhone. En Red Karaoke se alcanzan 6000 karaokes al día y casi 190.000 al mes. Después de triunfar en España sus principales mercados son ahora mismo Estados Unidos y Latinoamérica.

Nos reunimos con **Ferrenet** hace unos días en Madrid para hablar no sólo del ecosistema de *startups* en España y de la emprendeduría en general sino para hacer un repaso único de lo que implica montar una empresa desde cero y llevarla a la rentabilidad. Un paso a paso de todo lo que ocurrió y tuvo que ocurrir para que Red Karaoke pasase de una idea, la respuesta a una pregunta, a lo que es ahora.

**¿Cuál es la semilla emprendedora que hay detrás de Red Karaoke?¿Cómo fue la idea?**

Realmente, la semilla emprendedora la llevas dentro, yo llevo emprendiendo muchísimos años, Red Karaoke es el momento culmen de mi fase de emprender si quieres llamarlo así pero no es el primero ni mucho menos. En cuanto a la idea, se me ocurrió durante una fiesta en el que estábamos cantando con **SingStar**, que es un videojuego para PlayStation y a mí aquello me parecía deprimente, eran 50€ por 30 canciones y no era para nada interactivo. De ahí, se me ocurrió pensar que igual podría haber un servicio online que ofreciese precisamente eso y al ponerme a buscarlo, hablamos del año 2005, me di cuenta de que no existía. Hablé con mi hermano, que es la parte técnica del equipo y le propuse montarlo nosotros. Y así empezó.

**Ya tenemos por tanto, la idea que surje de una necesidad o de un hueco en el mercad por rellenar, la idea detrás básicamente de casi cualquier startup. Pero ahora hace falta empezar a ponerlo todo en marcha ¿Cuáles fueron los siguientes primeros pasos?**

Lo primero que tenía claro es que involucrar a mi hermano como la parte técnica del proyecto era absolutamente imprescindible, él es un genio de la programación y desde el principio sabía que tenía contar con su ayuda o directamente desistir en el intento.

"Cuando inventas algo que literalmente no existe hasta ese momento una de las primeras dudas es pensar que si no está es porque no merece la pena"

Lo siguiente fue investigar si había mercado. Cuando inventas algo que literalmente no existe hasta ese momento una de las primeras dudas es pensar que si no está es porque no merece la pena hacerlo o que alguien lo ha hecho y ha fracasado. Así que mi hermano se puso a investigar la parte técnica yo me puse a ver si había un mercado ahí lo suficientemente grande como para que pudiera haber un negocio futuro. Y la sorpresa fue que lo había. Descubrimos que unos 500 millones de personas en el mundo cantan de forma habitual, en España se habían vendido más de 2 millones de unidades de SingStar (de hecho es el país donde más éxito tuvo) y nos dimos cuenta de que había un mercado muy grande. Entonces pasamos a mirar la última parte: la parte legal. Investigamos con abogados y hablamos con entidades de gestión de derechos de autor sí se podía hacer y sobre todo, de poderse, qué teníamos que conseguir para poder realizar el proyecto.

Una vez cubrimos las tres patas: que se podía desde el punto de vista técnico, que había un mercado y que jurídicamente era posible nos pusimos a trabajar. Así estuvimos dos años. En esos dos años hicimos desarrollo, diseño, definición del producto desde cero y trabajando en fines de semana, vacaciones y básicamente cualquier hora libre que tuviésemos mientras manteníamos, por supuesto, nuestros propios trabajos para poder comer. Y pasados dos años, lanzamos la primera versión.

**Es interesante ese enfoque en tres patas: el del lado técnico, el de la viabilidad y el legal. En relación a este último ¿Cuáles fueron los problemas ahí? ¿cuáles son las dificultades legales que surgen del lado de una compañía como Red Karaoke?**

Es terriblemente complejo, nosotros intentamos contratar abogados expertos en la materia y nos dejamos asesorar. Te puedo decir que seis años después de empezar todo esto todavía hoy estamos descubriendo cosas nuevas sobre el tema de derechos y todavía hoy sigue siendo una de las materias más complejas de gestionar.

Básicamente porque los derechos varía en cada país y no tiene nada que ver gestionar y conseguir los derechos en España que gestionar y conseguir los derechos en Estados Unidos por ejemplo. Tienes que ir a entidades distintas, en EEUU hay la friolera de 13.000 editoriales discográficas que son las que nos tienen que dar a nosotros la licencia para hacer karaoke, no hay una entidad que las gestione todas.

Por si fuera poco los derechos editoriales están cambiando constantemente, una editorial puede ser dueña de una canción y al cabo de un mes la comparte con otra y tienen un 40% cada una y un 20% otra editorial con lo que tú tienes que estar pendiente de ello para luego poder pagarle su correspondiente parte. Es verdaderamente complicado. Además en nuestro caso implica 3 derechos: el derecho fonográfico, el derecho de autor y el derecho editorial. Nuestro caso es más complejo incluso que el de Spotify, ellos cierran un acuerdo con las discográficas y listo, en nuestro caso es con la discográica y además con la editorial y además con la entidad de gestión de derechos.

**Es curioso porque hemos llegado a un punto de la historia en el que ya tenemos nuestras tres patas (técnica, práctica y legal) cerradas y aseguradas pero cuando parece que todo acaba ahí en realidad es precisamente el momento empezar, es cuando llega el comienzo en sí, la casilla 0 ¿Qué ocurrió ahí?**

Así es, hasta ese momento habíamos construido la "base" sobre las que íbamos a lanzar. Como he dicho el desarollo tecnológico nos llevó en torno a dos años, empezamos probando con amigos para ver si funcionaba todo y si podíamos grabar, reproducir los karaokes… etc. Después de varios meses, el 8 de abril de 2007 lo abrimos al público y a partir de ahí empezó a entrar gente.

"Cuando vimos que otros con más recursos podían robarnos la idea, decidimos buscar financiación"

Nos descubrían vía buscadores, lo movimos entre nuestros contactos del sector… hablamos con medios de comunicación para que nos dieran a conocer porque éramos el primer karaoke online del mundo y la verdad es que tuvimos bastante repercusión. Al cabo de un mes y medio de lanzar ya teníamos un volumen de usuarios que crecía muy rápido y además utilizaba mucho la página.

En ese momento **nos llegó la primera oferta de compra**, de una empresa de Miami. Nos dimos cuenta, en ese momento, de que habíamos creado algo que potencialmente podía ser muy interesante pero evidentemente no lo queríamos querer tan pronto porque acababa de nacer. Decidimos entonces que teníamos que correr porque otra empresa, sobre todo compañías más grandes, podrían copiarnos la idea y con más recursos ir más rápido que nosotros y dejarnos atrás. Ahí fue cuando decidimos buscar financiación.

**Uy, buscar financiación, y en España ¿Cómo fue aquello?**

Estuvimos ocho meses buscando. Nuestro caso es un caso extraño. Es un caso extraño porque partimos de varios supuestos que no son habituales en el sector. El primer supuesto es que no necesitábamos como tal el dinero, Red Karaoke era técnicamente rentable desde el primer día porque no había sueldos ni "nada" más allá de los gastos de gestión de la página. Así que como de partida no había la necesidad de disponer de dinero inmediatamente íbamos muy tranquilos. Si conseguimos el dinero bien y si no, también, porque mientras tanto íbamos creciendo.

El segundo supuesto es que **las condiciones las pusimos nosotros**. Hicimos un plan de negocio, desarrollamos un plan, una internacionalización, una estrategia a largo plazo y nuestros análisis nos decían que necesitábamos dos millones de euros para la inversión y lo que empezamos a decir a los fondos y a los inversores fue: "buscamos dos millones y además queremos mantener la mayoría de la compañía, si tú estás dispuesto a aceptar estas condiciones de partida hablamos y vemos si podemos tener un acuerdo, si no, no voy ni a discutir porque no voy a aceptar otra cosa que no sea esto como mínimo". Ese era nuestro suelo, por así decirlo.

Esto era en 2008, tuvimos suerte y cuatro fondos de capital españoles aceptaron aquellas condiciones de partida. Negociamos con los cuatro a la vez y al final cerramos con el que nos ofrecía mejores condiciones y al mismo tiempo con el que tuvimos cierto *feeling*, que a mí aquello me pareció importantísimo. Un inversor no sólo te pone el dinero sino que es tu compañero de viaje y tu socio para muchos años con lo cual necesitas que sea alguien que te entienda y con el que compartas una visión de lo que quieres hacer y la estrategia que vas a seguir.

En este caso el fondo que elegimos nos parecía que cumplía todo eso y creo que acertamos porque aquí estamos varios años después y todavía seguimos siendo socios. No fue un proceso fácil pero descubrimos una cosa: que en España había dinero y que era mentira que no había dinero para invertir lo que pasa es que hay que buscarlo de la forma adecuada y con el proyecto adecuado (donde está muchas veces el problema, en la calidad del proyecto)

**Claro, pero eso fue en 2008 ¿Crees que ha cambiado mucho ese panorama desde 2008 hasta ahora?**

"En la parte de inversión creo que se ha profesionalizado mucho el sector, lo cual es bueno, y creo que empieza a haber inversores en distintos estratos que antes apenas había"

Sí, creo que ha cambiado pero para bien, ahora hay más inversores que antes porque toda la inversión que antes iba al ladrillo ahora ya no va a ningún lado y se está invirtiendo más en internet y en startups. Aparte, se ha mejorado socialmente la imagen del emprendedor muchísimo.

Cuando yo empezaba a mí me llamaban loco y todos me preguntaba que donde iba a montar una empresa y a hacer algo como montar un karaoke online. Ahora no veo eso, al emprendedor se le "mima" o se le trata de una manera un poco más diferente, llega incluso hasta los políticos.

En la parte de inversión creo que se ha profesionalizado mucho el sector, lo cual es bueno, y creo que empieza a haber inversores en distintos estratos que antes apenas había. Ahora tienes capital semilla, fondos de capital de riesgo, fondos para crecimiento (que hasta hace poco no había y ahora ya tenemos uno…) hay distintas capas de inversión que son las que necesitas al final para montar un proyecto grande. Creo que en eso ha mejorado muchísimo el país.

**Es curioso porque parece que la opinión general pasa porque al emprendedor en España o bien no se valora o bien está a años luz de la que se tiene en otros países como Estados Unidos ¿Es sólo una percepción o crees que no ha mejorado todo lo que debería pero sí en parte?**

Por partes. Es cierto que en España la imagen del emprendedor sigue siendo pésima, del empresario en general. O los emprendedores éramos unos locos o los empresarios unos explotadores sin sentimientos. Es cierto que eso en concreto en EEUU no es así pero en nuestro caso la imagen ha mejorado muchísimo, aunque quede aún camino por recorrer.

Lo que pasa también es que está llegando a un punto con la presión social de la crisis en la que parece que quieren que todo el mundo seamos emprendedores y eso evidentemente tampoco puede ser así, tiene que haber de todo. No es bueno que se presione a emprender, tiene que pasar porque el emprendedor quiera hacerlo, no porque se le presiona, estamos pasando a un extremo en el cual se convierte en algo peligroso.

A nivel social todavía queda mucho por hacer, de lo que es un emprendedor, de lo que supone emprender, hay mucho mito alrededor de todo esto, algunos de los cuales vienen de Silicon Valley y algunos otros de la distorsión de los medios, al final sólo se cuentan las historias bonitas. Creo que hemos mejorado pero que todavía nos queda bastante por mejorar, seguro.

**Volvemos a la historia de Red Karaoke. Ya conseguimos solucionar el apartado técnico, la parte legal y la viabilidad. Ya conseguimos una buena inversión, ahora ¿Cómo empieza la gente a descubrir el servicio? ¿Cómo fue el método de aproximación a Red Karaoke?**

Fue una mezcla de cosas, inicialmente la presencia en buscadores debía ser como del 70% y el resto básicamente venía o del boca oreja o bien de los medios de comunicación que hablaban de nosotros. Nosotros no hemos hecho publicidad, nunca, no hemos gastado un euro en captación de tráfico de ningún tipo ni hemos hecho campañas, todo ese tráfico ha llegado de manera natural. También hemos hecho acuerdos, en aquella época (2008) hicimos un juego de karaoke que era la web oficial de un programa de Antena 3 llamado "*Al pie de la letra*" donde los concursantes tenían que saberse la letra de las canciones. Ese tipo de promociones hacen que la gente nos descubriese muy rápido. Es decir, hay maneras de darse a conocer que van más allá de la publicidad (sin que esta tenga nada de malo).

**En este punto de la historia ya tenemos nuestro pequeño proyecto, Red Karaoke, funcionando a todo motor, pero ahora toca crecer, expandirse ¿Cómo fue aquí el caso de Red Karaoke?**

Nosotros desde el principio teníamos muy claro que Red Karaoke iba a ser a un proyecto global, internacional, porque la música es global, y lo definimos así desde el primer momento. Por una cuestión de facilidad y de lógica al principio montamos la web en español porque el mercado de España era el que conocíamos y era más fácil pero ya desde el primer momento empezó a entrar mucha gente de Latinoamérica, Portugal o Italia. Muy rápido vimos que había que internacionalizar, solamente un año después de empezar lanzamos la versión en Estados Unidos y dos años más tarde la de Japón que fue todo un reto.

**Japón es conocido por su cultura del Karaoke ¿Cómo es vuestro mercado allí?**

Japón es verdad que es la cuna del karaoke pero precisamente por eso es un mercado muy complicado porque tienes empresas de karaoke que facturan 15000 millones al año por dar algún dato. Estamos hablando de grandes corporaciones que cotizan en bolsa, con cientos de empleados y una marca absolutamente reconocida allí. Tú llegas con tu aplicación que por muy buena que sea es extranjera, algo que allí despierta recelos y cuesta mucho entrar. Lo intentamos pero la verdad es que no hemos conseguido explotar. Tenemos clientes y usuarios y cierto tráfico pero el proyecto ha quedado hasta cierto punto congelado y no estamos invirtiendo.

**¿Dónde estáis invirtiendo?**

En España, en Estados Unidos y en Latinoamérica, que es donde estamos más fuertes. Ahora mismo España supone en torno al 15% del negocio de Red Karaoke, más o menos y la parte más grande viene de Estados Unidos, un 50% y el resto de Latinoamérica.

**Ahora mismo Latinoamérica está viviendo un *boom* interesantísmo, no sólo económico sino también emprendedor que evidentemente va de la mano ¿Cuál es tu visión sobre este panorama en Latinoamérica**

Que hay países que lo están haciendo incríblemente bien, Chile por ejemplo, México, Brasil… Colombia y Perú por ejemplo también están atrayendo muchísimo talento emprendedor y se están moviendo muchísimo las cosas, resultando en un potencial para invertir, crecer y emprender enorme.

**Tú sigues considerando a Red Karaoke como una startup? ¿En qué momento una startup deja de ser startup¿**

Es una gran pregunta, la que nadie sabe responder bien y probablemente cada uno tenga su opinión al respecto. Yo creo que es una cuestión de la situación de la compañía y de cómo se gestiona. Es decir, cuando una compañía lanza un producto, está iterando con el público para mejorarlo y llega un momento en el que consigue algo potente consiguiendo crecer de manera muy rápida, contratando a gente y alcanzando beneficios en principio con esa rentabilidad y ese modelo yo diría que dejas de ser una startup.

Ahí innovas menos, se reduce el riesgo y empiezas a replicar todo el rato lo mismo, la misma fórmula que sabes que funciona y por tanto la innovación se reduce de manera inherente. Empiezan a organizarse más las cosas, comienza a haber más niveles intermedio en la empresa, tiende a convertirse en una empresa más tradicional.

¿Por qué considero que Red Karaoke sí es una startup a pesar de que llevemos 6 años en el mercado? Pues básicamente porque todavía no hemos llegado a ese punto, somos un equipo pequeño de 13 personas sin niveles intermedios y donde estamos innovando constantemente y lanzando productos nuevos al mercado cada pocos meses, donde tenemos un equipo de I+D centrado en lanzar cosas nuevas constantemente y donde además no hemos alcanzando la rentabilidad todavía aunque estemos muy cerca ya.

Es posible que si me haces una pregunta dentro de una año te diga que ya no somos una startup.

**Ya hemos hecho casi todo el recorrido en nuestra historia: el principio, los primeros pasos, la financiación, el crecimiento, la estrategia, la internacionalización… ahora llega la parte última, la gestión ¿Se puede ser una gran empresa funcionando como una startup?**

Se puede intentar, pero yo creo que es muy complejo porque en cuanto creces tienes unas necesidades, tienes que tener un departamento de atención al cliente, un departamento de facturación más grande, más personas intermedias y básicamente no puedes controlar directamente a 50 personas.

**¿Y en cuanto a la relación de esos departamentos entre sí? ¿Ahí tampoco aplica la simplicidad de una startup**?

"Llega un momento en el que no necesitas innovar, porque ya has encontrado la llave de cómo hacerlo cuando eso es así es que el espíritu startup desaparece por sí solo"

Sí, pero llega un momento en el que no necesitas innovar, porque ya has encontrado la llave de cómo hacerlo cuando eso es así es que el espíritu startup desaparece por sí solo. Una vez yo sé cómo captar clientes convertirlos a clientes de pago y replicarlo una y otra vez la innovación desaparece. Tendré un equipo de innovación y un departamento, por supuesto pero su actividad será mucho más reducida. Cambia el espíritu, el objetivo de la compañía, pasas de hacer algo disruptivo, innovador y estar pensando constantemente en cómo hacer cambios a una compañía que ya funciona y a la que hay que sacarle rentabilidad lo máximo posible. Es casi un cambio filosófico.

Un cambio que implica incluso uno también de personal, mucha de la gente que estaba en la startup acaba saliendo porque ya ese espíritu innovador no está y se van a buscar otros. Aparte, la propia estructura evoluciona poco a poco.

**Por último, es interesante esa filosofía de no gastar un euro en publicidad ¿Cómo es eso?**

La razón es sencilla. Aunque parezca mentira no hemos tenido los recursos como para hacer campañas importante. Por otro lado, no lo hemos necesitado porque la gente venía a nosotros de manera natural y aparte no teníamos un modelo de negocio que soportase la inversión en publicidad ¿Para qué voy a gastar dinero en publicidad si cuanta más gente más gasto? No estoy generando rentabilidad. Nos ha costado seis años llegar a un producto que es rentable y que ahora sí sé que puedo generar rentabilidad con ello. De hecho no descarto hacer publicidad de manera inmediata, pero me ha costado llegar 6 años llegar ahí.

**Aquí acaba la historia, ya tenemos nuestro producto, nuestra rentabilidad y un modelo que funciona ¿dónde empieza a caer la innovación a partir de ahora?**

Tenemos una lista de funcionalidades y mejoras por lanzar que nos puede dar para los próximos 3 años tranquilamente, sin contar con las cosas que se nos ocurrirán durante ese tiempo. Pero ya sabemos lo que funciona, la base ya la tenemos ahí, lo que entra es empezar a echar capas y mejorar la interacción entre ellas. No es reinventar todo desde cero, pero sí hacer cambios sutiles, pequeños retoques a lo ya existente. Te pongo un ejemplo: en Marzo hicimos tres pequeños ajustes al proceso de compra que nos llevaron a aumentar el ratio de conversión a clientes en un 400%, que es una auténtica burrada. Todo lo que hicieron fueron productos.

También estamos lanzando nuevos productos, vamos a lanzar aplicaciones de artistas. Ya tenemos una tecnología que sabemos que funciona, de manera impecable además y que a la gente le encanta así que replicamos el modelo pero con otros enfoques. Las primeras aplicaciones estarán disponibles las próximas semanas. Programas de televisión con música, smart TVs, castings online… las posibilidades son infinitas.