Una oferta de trabajo publicada por Microsoft ha dado pistas sobre **la fecha de lanzamiento del nuevo Windows Phone**. La compañía busca un desarrollador de software cuyo trabajo será mejorar el sistema operativo como parte del equipo de Ingeniería de Experiencia de Cliente (CXE), que trabaja con fabricantes, operadores y otros socios para solucionar problemas y añadir nuevas funciones a la plataforma. La nueva versión de Windows Phone llegaría al mercado **a tiempo para la campaña navideña**.

La compañía quiere que el trabajador que consiga el puesto se ponga en el lugar del usuario para resolver los fallos que tendrían un mayor impacto en su experiencia. Pero lo más importante de la oferta, al menos para nosotros, es **el último párrafo** de la misma:

> Éste es un gran momento para ingresar, pues estamos completando el lanzamiento actual y nos estamos preparando para nuestro próximo lanzamiento enfocado a la Navidad de este año y estamos preparados para continuar con la inercia de Windows Phone lanzando nuevos dispositivos geniales y maravillosas experiencias de usuario. Hay enormes oportunidades de crecimiento en este puesto y organización.

Así pues, el nuevo Windows Phone llegaría a finales de año y lo haría **acompañado de nuevos terminales**. Esta fecha tendría lógica, ya que los lanzamientos de las anteriores versiones del sistema operativo también se produjeron durante la segunda mitad del año (Windows Phone 7 llegó en octubre de 2010 y Windows Phone 8 en el mismo mes de 2012).

Eso sí, también se esperan novedades importantes después de que se filtrasen los cambios que tendrán lugar en Windows Blue. Windows Blue no es un nuevo sistema operativo, sino, más bien, **una nueva forma de concebir el ecosistema**, con actualizaciones frecuentes y una interfaz común (algo que ya hemos empezado a ver con Windows 8 y Windows Phone 8 y que previsiblemente continuará en la próxima Xbox).

En cualquier caso, la compañía sí trató de tranquilizar a los usuarios durante en el Mobile World Congress de Barcelona. Microsoft no tuvo presencia en la feria de telefonía (aunque paradójicamente, su sistema operativo fue uno de los ‘ganadores’, gracias a los nuevos Lumia presentados por Nokia), pero un directivo de la firma, Greg Sullivan, aprovechó una reunión para asegurar que los usuarios de Windows Phone 8 **no tendrán problema para actualizar sus dispositivos**, a diferencia de lo que ocurría con Windows Phone 7.5, cuyos usuarios se tuvieron que conformar con Windows Phone 7.8.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.