Cayusa(Flickr)

Este sábado 23 de marzo se celebra a nivel mundial «La Hora del Planeta», una [iniciativa de WWF](http://alt1040.com/2011/03/hoy-es-la-hora-del-planeta), (Fondo Mundial para la Naturaleza), la mayor organización conservacionista internacional.

Actualmente, consumimos la energía correspondiente a un planeta y medio para satisfacer nuestras necesidades. Con el objetivo de **concienciar a la ciudadanía de la importancia del ahorro energético**, WWF ha conseguido llevar este proyecto a 152 países de los 7 continentes.

¿Cómo nació esa iniciativa tan simbólica? La historia comenzó el 31 de marzo de 2007 en Sidney, Australia, cuando 2,2 millones de personas se unieron para reclamar un cambio de modelo hacia un uso más eficiente de la energía. Para ello, apagaron las luces y electrodomésticos durante una hora, como reivindicación de una política más proactiva en contra del cambio climático.

Aquella acción marcó un antes y un después en la conciencia medioambiental. Para la [edición de 2013](http://earthhour.org/external_modules/map/map/), se planea apagar la iluminación de edificios históricos como el Palacio Real de Madrid, la Torre Agbar de Barcelona, la Giralda de Sevilla, el Empire State de Nueva York y otros situados en más de 7.000 ciudades de orígenes muy diversos (Canadá, Argentina, México, Rusia, China o Sudáfrica).

¿Pero servirá de algo apagar la luz de 20:30 a 21:30 h? Los propios organizadores afirman que el **objetivo de la campaña no es el ahorro energético** durante el tiempo que dura la misma, si no conseguir concienciar a la sociedad para evitar los efectos desastrosos del cambio climático sobre el planeta.

Los dos problemas más importantes hoy en día para la Tierra son la escasez de recursos fósiles y el ya mencionado cambio climático, que conduce al calentamiento global. Por este motivo, no se necesita una hora al año, teniendo en cuenta las [opiniones](http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/24/ciencia/1300978753.html) del físico Antonio Ruiz de Elvira, si no una concienciación constante durante 365 días.

Siguiendo esta línea, existen consejos básicos que podemos aplicarnos en nuestro día a día. No dejar luces encendidas de forma innecesaria, apagar el ordenador cuando no lo usemos, desenchufar todos nuestros dispositivos de la corriente eléctrica si fuera posible, asegurarnos de no malgastar calefacción y cerrar bien puertas y ventanas o utilizar nuestro congelador al máximo de su capacidad. Estas son algunas de las claves para crear conciencia y con ellas conservar mejor el legado que dejemos a las futuras generaciones.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.