El CERN confirma que estamos cada vez más cerca del bosón de Higgs tras los resultados nuevos preliminares conocidos hoy. Investigadores de los experimentos CMS y ATLAS del LHC de Ginebra han confirmado en una nota de prensa que la partícula descubierta el pasado mes de julio se parece cada vez más al bosón de Higgs. Durante estos ocho meses, los grupos de investigación de Ginebra han sido capaces de analizar una cantidad de datos dos veces y media superior a la que tenían inicialmente.

Estos resultados, de acuerdo con las palabras de Joe Incandela, físico de partículas y portavoz del proyecto, "confirman que la partícula se acerca al bosón de Higgs, aunque todavía queda un largo camino para confirmar qué tipo de bosón es".

Esto significaría que aún se necesitan más datos que confirmen si se trata de "el" bosón de Higgs, que encajaría con el Modelo Estándar de la Física de partículas, o si por el contrario se trata de otro tipo de bosones de otros modelos no-estándar. En caso de confirmarse los resultados presentados hoy, la partícula descubierta en julio sería la responsable del mecanismo por el que el resto de partículas elementales tienen masa, idea postulada por el físico Peter Higgs en los años sesenta.

El descubrimiento del bosón de Higgs revolucionaría por completo el campo de la física de partículas. Los datos aportados por el CERN, relativos a la forma de interacción de esta partícula con otras y a sus propiedades cuánticas (espín cero y paridad positiva en el Modelo Estándar), significan que la confirmación del bosón de Higgs, erróneamente conocido como "la partícula de Dios" estaría cada vez más cerca.

Un descubrimiento presentado por los equipos de los experimentos CMS y ATLAS durante la conferencia anual de física en Moriond, que se celebra en Italia, que marcaría un antes y un después en la Historia de la Ciencia.