Cada vez se dan más casos extraños relacionados con las redes sociales y hechos violentos, en esta ocasión un peligroso criminal anuncia muerte en Facebook, el último mensaje que envió a la red social fue el siguiente: "Bueno amigos, estoy a punto de recibir un disparo. Paz." El criminal en cuestión respondía al nombre de Eric L. Ramsey, al parecer, sabía como terminaría la situación después de huir de la ley.

Eric Ramsey Facebook

No puedes esperar un final feliz si secuestras y violas a una joven, además de robar un camión de basura e intentar quemar una casa con cuatro personas dentro. El detalle de los hechos según el departamento del Sheriff del Condado de Isabella en Michigan, EEUU:

1.- En punto de las 10:00 PM entra la llamada al 911, una joven asegura que fue secuestrada en el campus de su universidad y violada por Eric L. Ramsey, declara que saltó del auto en movimiento.

2.- Eric compró dos botes de gasolina, le dijo a su victima que la mataría, al escuchar eso la joven brinco del auto en movimiento a una residencia donde pidió ayuda.

3.- Mientras mantenía la llamada en el 911 la joven buscó ayuda en una casa, los habitantes la dejaron entrar y cerraron las puertas de inmediato. Eric no dudó en vaciar los botes de gasolina en la casa y le prendió fuego, poniendo en peligro la vida de 4 personas que se encontraban dentro, afortunadamente lograron detener el fuego y no hubo victimas que lamentar.

4.- La policía obtiene una orden de registro en la residencia donde se llevó a cabo el abuso sexual y se recogió la evidencia, varias horas más tarde, se recibe el reporte de que el veihículo de Eric embistió una patrulla del estado de Michigan.

5.- El sospechoso toma un camión de basura y choca con otra patrulla, en este punto la policia realiza varios disparos y confirma la muerte de Eric L. Ramsey.

Ramsey sabía que las cosas no terminarían bien y posiblemente envió el mensaje a Facebook en el momento de robar el camión de basura, nadie podrá saber que lo motivó para hacer estas cosas, posiblemente tenía serios problemas mentales. Se mantiene la tendencia de anunciar hechos violentos en redes sociales.