10.9 millones de telespectadores siguieron la premiere, el domingo 14 de octubre, de la tercera temporada de The Walking Dead. Un dato histórico para una cadena de televisión de cable que sitúa a la AMC en lo más alto; además el capítulo fue visto por 7,3 millones de personas de entre 18 y 49 años, la franja de edad más apetecible para las cadenas y los publicistas.

A pesar de las críticas negativas que se vertieron durante la segunda temporada The Walking Dead sigue sumando seguidores, y nadie duda de su pronta renovación para una cuarta entrega. Aprovecho para recordaros que esta temporada tendrá 16 episodios, tres más que la del año pasado y diez más que la primera. Los primeros ocho capítulos se emitirán semanalmente hasta el 2 de diciembre y los restantes volverán a partir de febrero del próximo año.

A partir de este punto spoilers

El arranque del capítulo me ha parecido estupendo. El grupo entra en una casa por la fuerza, buscan refugio y alimento, nadie dice nada. Cada uno cumple con su función, limpiar la casa, acabar con los caminantes, buscar comida. Descansan unos segundos en el salón, se miran y es evidente el cansancio en sus rostros, sus ojos ya no tienen brillo, su piel está sucia, su ropa hecha un asco. T-Dog hace un gesto, desde la ventana ve como se acercan más caminantes, son demasiados, no merece la pena luchar, hay que salir corriendo. Recogen sus escasas pertenencias y huyen. Todo es brutal y rápido. ¿Por qué nadie dice nada? Porque cuando el horror es lo cotidiano y el cansancio se acumula no merece la pena abrir la boca, a no ser que sea para comer el contenido una vieja lata de comida para perros.

El nuevo orden

Seed es un capítulo repleto de acción, con pocas conversaciones y muchos zombies; eso es lo que siempre esperé de The Walking Dead y eso es lo que siempre debería ser. La segunda temporada se estancó en la idílica granja de Hershel, tanto es así que llegué a odiar cada brizna de paja del maldito lugar. Ahora las cosas son diferentes, el grupo está mucho más unido, funcionan como un reloj de precisión enfrentándose con seguridad a los caminantes, planeando por adelantado y sin dejarse llevar por el pánico.

Rick y su grupo llevan moviéndose todo el invierno, han pasado varios meses desde la última vez que los vimos. El embarazo de Lori está a punto de llegar a su término y Carl ha crecido, esta elipsis temporal era necesaria para hacer avanzar la trama y llevar a los personajes a un punto en el que buscar refugio estable es una imperiosa necesidad. Encontrarán ese Edén en forma de cárcel. Tomar y asegurar el lugar, ese será el objetivo del grupo durante el capítulo.

Este cambio de escenario es prometedor. La cárcel con sus celdas, sus lúgubres pasillos, su suciedad y sus caminantes diseminados por doquier, será fuente constante de horror, tensión y sorpresas. Si consiguen dominar el lugar podrían asegurarse la supervivencia; el suelo del patio exterior es fértil, a buen seguro hay una enfermería con suministros, una armería y puede que aún queden alimentos ¿por qué no intentarlo?

El matrimonio Grimes

La involución de una relación. Rick y Lori se encuentran en un páramo emocional, él es puro nervio, podría estallar en cualquier momento, lleva el peso de todo un mundo sobre sus hombros y la sangre de su mejor amigo aún tiñe sus manos. Ella está agotada, mental y físicamente, se muestra sumisa y complaciente; no parece la misma mujer que se apartó de su marido al conocer el asesinato de Shane.

Rick, tras abolir la democracia grupal, es el líder indiscutible del grupo, nadie le cuestiona, al menos no abiertamente, y desde la muerte de Shane, las cosas están más tranquilas. Presionado por la situación, busca la manera de mantener con vida a todos los miembros del grupo y por eso se emociona al descubrir la cárcel. Es el lugar perfecto para asentarse, para descansar y recuperar fuerzas; puede que Rick incluso soñase con iniciar una nueva vida entre los muros de la prisión.

Lori, un personaje que se ha ganado el odio del público a pulso, es una mujer llena de remordimientos, miedo y dudas. Su marido no puede ni mirarla a la cara, apenas se hablan, ni siquiera se tocan. Nunca he sido fan de Lori pero su ataque de pánico ante la idea de que su bebé pueda estar muerto y desgarrarla desde dentro me ha parecido genial. Ya sé que es un argumento muy gore y bizarro, pero no sería la primera vez que se ve algo similar; aunque no creo que la AMC esté preparada para mostrar a un bebé-zombie abriéndose paso a través de las vísceras de su madre. Aún así, sé de más de uno que disfrutaría con la escena.

La mujer de la katana

La elipsis temporal, que yo veo muy necesaria, nos deja sin saber que pasó con Andrea y Michonne. Estas dos supervivientes apenas aparecen unos minutos en Seed pero es evidente que han pasado por mucho y que entre ellas hay una estrecha relación de amistad. Michonne, en teoría aún no sabemos su nombre porque no se menciona, sigue con sus dos caminantes encadenados y se preocupa de buscar medicinas para Andrea.

El invierno le ha pasado factura a la rubia y está muy enferma, tanto que podría morir. Decididas a encontrar ayuda o algún medicamento, las vemos iniciar el camino hacia ninguna parte. Es evidente que veremos más a estas dos mujeres pero su trama será paralela, durante un tiempo -yo creo que hasta mediada la temporada – a la de Rick y los suyos.

El hecho de que Michonne no abandone a Andrea a su suerte nos sirve para simpatizar con el personaje. Demuestra un gran sentido de la lealtad y mucha valentía ¿cómo habrán llegado a este punto? No es la primera vez que la amante de las katanas le salva la vida a Andrea. ¿Le devolvió el favor en algún momento?

Resumiendo

The Walking Dead siempre abre y cierra sus temporadas con capítulos muy potentes. En Seed se nota que estamos ante una premiere, hay mucho dinero invertido en el capítulo: nuevas localizaciones, numerosos caminantes, mucho maquillaje y efectos. Disfrutad mientras dure porque puede que no veamos algo tan bueno hasta el último episodio.

Y a pesar de mis temores he disfrutado mucho con el capítulo porque finalizó con un gran cliffhanger, porque había mucha acción y sangre, por la tensión -esos pasillos me ponían los pelos de punta - y por una palpable evolución de personajes que apunta aspectos interesantes. ¿Seguirá así el resto de la temporada?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.