Los domingos por la noche la ABC saca la artillería pesada emitiendo en bloque Once Upon a Time, Revenge y 666 Park Avenue; de la primera ya hemos hablado varias veces, la segunda fue una de las sorpresas de la pasada temporada y la tercera, la que nos interesa, se estrena con la esperanza de convertirse en la American Horror Story de las networks. 666 Park Avenue es un thriller sobrenatural que podremos ver a partir del 30 de septiembre. La noche de los domingos es un territorio bastante hostil para un producto que empieza pues tiene que enfrentarse a dramas consagrados como Homeland, Dexter o The Good Wife.

Se dice que es una fusión entre Pactar con el diablo (The Devil's Advocate) (1997) y American Horror Story; o una modernización de la leyenda de Fausto y el demonio Mefistófeles.

La serie está basada en la novela homónima de Gabriella Pierce, la autora colabora activamente con la ABC y ha escrito algunos capítulos de 666 Park Avenue.

El Drake es un histórico y misterioso edificio de Nueva York situado en el exclusivo barrio de Upper East Side. Un joven pareja del medio-oeste, Jane Van Veen (Rachael Taylor) y Henry Martin (Dave Annable), es contratada para administrar el lugar, así que se instalan en el edificio. Pronto descubrirán que entre las lujosas paredes del Drake se esconden oscuros secretos y de que las fuerzas de mal campan a sus anchas en el lugar. El dueño del edificio, Gavin Doran (Terry O'Quinn), cumple los deseos de sus inquilinos pero hay que pagar un precio, la ambición no es gratis y es imposible resistirse a ella. La vida de los residentes del Drake es peligrosa y está condicionada por sus tentaciones. En pleno Manhattan se librará una lucha entre el bien y el mal, entre el hombre y el diablo. ¿Quién saldrá vencedor?

Conozcan el Drake y a sus moradores

  • Henry Martin (Dave Annable) y Jane Van Veen (Rachael Taylor): Los nuevos administradores del edificio. Se instalan en uno de los apartamentos y descubrirán que el mal habita el lugar.

  • Brian Leonard (Robert Buckley) y Louise Leonard (Mercedes Masohn): un matrimonio, Brian es escritor y Louise fotógrafa.

  • Tony DeMeo (Erik Palladino): el conserje del edificio.

  • Nona Clark (Samantha Logan): una joven de 14 años con un don único, es capaz de ver el futuro y sabe que les sucederá a los residentes del Drake.

  • Alexis Blume (Helena Mattsson): es una de las habitantes del lugar.

  • Gavin Doran (Terry O'Quinn) y Olivia Doran (Vanessa Williams): los dueños del edificio y principales antagonistas de la historia.

Por la serie también aparecerán en papeles recurrentes: Aubrey Dollar, Mili Avital, Mike Doyle, Enrique Murciano, Wendy Moniz, Tessa Thompson y Nick Chinlund.

El reclamo de la serie es, creo que todos lo tenemos claro, Terry O'Quinn. El John Locke de Lost regresa a la cadena que le catapultó a la fama en 2004 con un este thriller sobrenatural por el que la ABC ha apostado muy fuerte. Después de su paso por Hawaii Five-0 y Falling Skies iba siendo hora de que este lostie protagonizase una serie. Muchos de sus compañeros en la isla superaron el fenómeno y se encuentran acomodados en productos televisivos como Michael Emerson en Person of Interest, Daniel Dae Kim en Hawaii Five-0 o Jeremy Davies en Justified; otros no han tenido tanta suerte y han visto naufragar sin remedio sus series, hablo de Jorge Garcia y Alcatraz, Elizabeth Mitchell y V o Dominic Monaghan y Flashforward.

Promo de la noche de los domingos en ABC:

666 Park Avenue se vende como un guilty-pleasure sexy, atractivo y cautivador. La serie fue creada por David Wilcox (Fringe), el piloto lo escribió el propio Wilcox y fue dirigido por Alex Graves (The West Wing) quien también ejerce de productor ejecutivo.

Por ahora me reservo mis opiniones sobre la serie porque aún no he podido ver el piloto de la misma, sin embargo asumiré el visionado procurando evitar compararla con American Horror Story. ¿A vosotros os interesa un paseo por el Drake?