Gran parte de la atención mediática, en estos días, está centrada en Londres; concretamente en la Embajada de Ecuador en la capital de Reino Unido, lugar en el que se encuentra Julian Assange, fundador de WikiLeaks, al cual le ha sido concedido asilo político por parte de Ecuador. Han sido numerosas las muestras de apoyo a Assange y a la decisión tomada por Ecuador a pesar que Reino Unido se mantiene firme en no permitir que Assange salga del país (salvo que sea con destino a Suecia) y, además de la gente congregada en las inmediaciones de la misión diplomática de Ecuador, Anonymous ha decidido intervenir en las protestas tumbando varias páginas web del gobierno británico.

El ataque DDoS, que ha sido asumido por Anonymous a través de Twitter, ha tenido como objetivo varias páginas web gubernamentales, entre las que se encontraban las del Ministerio de Justicia y la de la del Ministerio del Interior. El ataque, que se produjo ayer por la tarde-noche, provocó la indisponibilidad de dichas páginas durante un rato aunque, según fuentes del Ministerio de Justicia, no afectó a ningún sistema vital o a información sensible:

La página web del Ministerio de Justicia fue objeto de un ataque ayer por la noche. [...] La web es de carácter informativo y, por tanto, no almacenaba ningún tipo de dato sensible y, además, ningún otro sistema del Ministerio de Justicia se ha visto afectado en dicho ataque.

El equipo técnico del Ministerio de Justicia atajó el problema y pudo restablecer el servicio y las webs permanecen activas aunque, según comunicaron, siguen monitorizando el servicio por si tuviesen que volver a intervenir:

Se aplicaron una serie de medidas para mantener las páginas activas aunque es posible que algunos usuarios no puedan acceder a determinadas zonas de manera intermitente. [...] Continuaremos monitorizando la situación para tomar las medidas oportunas si volviese a ocurrir una caída del servicio

Además del Ministerio del Interior, las páginas del Departamento de Trabajo y Pensiones y la página web del Primer Ministro también sufrieron interrupciones del servicio como fruto de estos ataques que se organizaron bajo el hashtag #OpFreeAssange y que prometen repetirse en las próximas horas.