Network tenía un significado muy diferente en la década de los 70 que hoy. Obvio si pensamos que lo que nos «conecta» estos días está más cerca de las redes digitales y en aquella época eran los periódicos de papel, la radio y, sobre todo, el comienzo de la televisión como medio de masas. Aún así, el brutal discurso de Peter Finch no podría ser más actual. ¿Cuánto ha cambiado la televisión desde entonces?

Seguramente mucho, y gracias a Internet. El share, la audiencia, sigue siendo el caballo de batalla por construir «cultura». La televisión ha bajado su audiencia dando paso a la red y sus múltiples canales de difusión, y es ahora, en este momento de «libertad» informativa, donde nos encontramos con la nueva batalla, censurar y acotar nuestra libertad en este nuevo espacio digital.

La película de Sidney Lumet se estrenó en 1977 y sigue siendo a día de hoy la crítica más mordaz que se recuerde sobre la caja tonta. Una sátira que nos contaba el paso de la televisión de elemento lúdico a medio de comunicación, de cómo se podía dirigir a las personas desinformando e influyendo sobre ellas, de cómo generar contenido ficticio.

Hoy podemos elegir lo que queremos ver, antes no, y hoy podemos decidir cuando verlo y cómo verlo, antes no. Ya no existe la sorpresa de qué ocurrirá en el telediario porque ya lo hemos visto en la red. Probablemente ese sea el principal miedo al que se enfrenta el «cuarto poder» con las nuevas tecnologías. Quizá por esta razón valdría la pena actualizar el discurso del filme a nuestra época. Creo que hoy somos más libres que nunca con el nuevo formato, «otra» televisión, a la carta, pero al igual que narraba el personaje de Finch, da que pensar si Internet no acabará convirtiéndose en lo que actualmente es la parrilla televisiva.

Hoy es claro que no, pero cada una de las regulaciones y propuestas que oímos de los gobiernos abogan por censurar las nuevas fórmulas de consumir «cultura» e información. Es posible que sea por mantener este discurso de hace más de tres décadas. Ya lo decía el telepredicador:

>Al final, el «héroe» siempre gana, les diremos cualquier mierda que quieran escuchar…»

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.