16 de julio de 1969, un momento histórico en la era espacial con el inicio de la misión Apolo 11. Primera en llegar a la superficie de la Luna con tres tripulantes a bordo. Ocurriría cuatro días más tardes convirtiendo a Neil Armstrong en el primer hombre que pisó la Luna.

De aquellas histórica misión se sabía que los motores de los cohetes originales que habían impulsado el lanzamiento cayeron al fondo del Océano Atlántico. Más de cuatro décadas en el fondo del mar hasta el anuncio de su localización hace unas horas. Así lo ha comentado el CEO de Amazon, Jeff Bezos, el cual planea traer a la superficie uno o dos de los cinco motores F-1 originales.

Según cuenta Bezos en su blog, los motores se encuentran a 4.300 metros de profundidad. El hombre, multimillonario y reconocido entusiasta de todo lo que tenga que ver con la exploración espacial, localizó los motores a través de técnicas avanzadas de exploración por sonar:

Tenía cinco años cuando vi por televisión el desarrollo del Apolo 11 y sin duda alguna eso fue una gran contribución a mi pasión por la ciencia, la ingeniería y la exploración. Estoy emocionado de anunciar que con el actual estado de las técnicas de sonar en aguas profundas, el equipo ha encontrado los motores del Apolo 11 situados a 14.000 pies bajo la superficie, y estamos haciendo planes para tratar de elevar una o más desde el fondo del océano. No sabemos todavía en qué condiciones pueden estar los motores teniendo encienta que han estado en agua salada durante más de 40 años. Por otro lado, están hechos de material resistente, así que ya veremos.

A pesar de que han estado en el fondo del océano durante un largo tiempo, los motores seguirán siendo propiedad de la NASA. Si somos capaces de recuperar uno de los motores F-1 que iniciaron a la humanidad en su primer viaje a otro cuerpo celeste, me imagino que la NASA se decidirá a ponerlos a disposición de la Institución Smithsonian para que todos podamos verlos.

Increíble descubrimiento que se produce unos días después de que el director de cine James Cameron se convirtiera en el primer hombre en llegar al punto más profundo del océano en la Fosa de las Marianas.

Como dice el propio Bezos, los motores, propiedad de la NASA, servirían para alojarse en el Instituto Smithsonian, aunque el hombre planea que un segundo motor pudiera ubicarse en el Museo del Vuelo en Seattle.