Aunque existen buscadores de artículos científicos, como Google Scholar o Google Académico, muchos de los artículos relativos a investigaciones se publican en revistas cuyo acceso suele estar restringido y al que se accede abonando una suscripción. Es habitual que las Universidades y los centros de investigación estén suscritos y permitan a sus usuarios utilizar dichas credenciales, sin embargo, a nivel particular la cosa es mucho más complicada. Uno de los grandes fondos de publicaciones académicas es JStor y su funcionamiento no distaba del resto de servicios del sector (el pago de una cuota de suscripción) con la salvedad que ofrecía una inmenso fondo de publicaciones (con más de 23 millones de páginas de texto digitalizados) que, según parece, abrirá sus puertas de manera gratuita a todo el mundo y, así, los usuarios podrían acceder a toda esta cantidad de información sin necesidad de abonar una suscripción aunque el acceso estará muy limitado.

Este movimiento se articulará en una beta que arrancará en las próximas semanas y que permitirá a los usuarios acceder a 70 revistas tras registrarse en JStor, eso sí, las revistas tan solo podrán verse a través de la página web. De hecho, esta beta planteada por JStor está sujeta a algunas restricciones puesto que los usuarios de este modo de acceso gratuito no podrán ni imprimir los artículos y, además, accederán a un conjunto muy limitado de publicaciones (70 de las más de 1.400 revistas disponibles).

La diferencia entre esta beta gratuita y el servicio de suscripción es bastante grande y, a primera vista, podríamos pensar que el movimiento de JStor es más simbólico que otra cosa. Según JSTor, éste es un primer paso que podría extenderse con el tiempo a más revistas pero, si tenemos en cuenta que cada artículo tiene un precio medio de unos 20 dólares, JStor se sigue guardando gran parte del negocio, máxime si tenemos en cuenta que JStor está gestionado por una organización sin ánimo de lucro.

¿Y por qué conceptos cobra JStor? Según Ithaka, la organización sin ánimo de lucro que gestiona JStor, actualmente no es posible ofrecer acceso completo al servicio de manera gratuita porque los costes de almacenamiento y digitalización de los contenidos deben ser sufragados por los suscriptores del servicio. Está claro que el servicio tiene costes de explotación y operación que deben sufragarse pero si las bibliotecas ya pagan por el acceso al servicio, ¿por qué el servicio está tan limitado?

Parte de las investigaciones que se realizan se sufragan con fondos públicos y, desde mi punto de vista, los resultados de dichas investigaciones deberían revertir en la ciudadanía que las ha subvencionado, por ejemplo, haciendo que los datos que se han obtenido como resultado puedan ser de carácter público. Si los datos fuesen públicos, seguramente, podría ser mucho más sencillo acceder a artículos de investigación sin tener que andar accediendo a *samples*, artículos antiguos cuyos derechos de *copyright* ya han caducado o accediendo, de manera algo dudosa, a documentos que se han colgado en la web sin tener en cuenta los derechos de acceso a estos.

La medida tomada por JStor está bien, no lo vamos a negar, pero creo que se queda algo corta y, ojalá, en un futuro no muy lejano el conocimiento y la investigación sean algo más libres y algo menos sujetas a suscripciones.

Imagen: Franklin Parish Library

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.