Kinect es, sin duda, uno de los productos más versátiles y con mayor potencial de los que se han lanzado al mercado últimamente. Concebido para llevar el ocio electrónico a un nivel superior de interacción entre el usuario y la consola Xbox 360, los distintos hacks y proyectos de investigación que han ido surgiendo nos han demostrado la posibilidades de este producto todoterreno que, incluso, es la base de algunas de las investigaciones del MIT Media Lab. Microsoft parece haber asimilado el potencial de su producto y podría dar un gran paso en 2012 lanzando un SDK para aplicaciones comerciales.

¿Aplicaciones comerciales? Quizás pueda sonar un poco ambiguo pero parece ser que Microsoft podría lanzar a principios de 2012 un SDK destinado al desarrollo de aplicaciones para Windows (entendiendo aplicaciones que no tendrían ser lúdicas sino que podrían servir para llevar al siguiente nivel la interacción del usuario con los sistemas de información); algo que ya están haciendo 200 empresas en un programa piloto y entre la que encontraríamos a Toyota.

Si tenemos en cuenta que por menos de 150 dólares, las empresas disponen de un avanzado sistema de sensores, cámaras y, en un futuro cercano, un SDK, las posibilidades de este periférico son enormes y se pueden desarrollar aplicaciones que pueden tener un gran impacto en el mercado. En el caso de Toyota, la compañía está trabajando en un escaparate virtual con el que se puedan mostrar sus vehículos y "sentirse dentro de ellos" sin tener que tenerlos delante físicamente.

Otro de los participantes en la demo es la española Tedesys que está usando Kinect para desarrollar un sistema de información que permita a un cirujano consultar el historial del paciente (radiografías, pruebas, etc) mientras opera sin tener que tocar ningún tipo de papel (minimizando el riesgo de infección).

Las cifras de ventas de Kinect, realmente, ilustran un claro caso de éxito que, en el seno de los empleados de la compañía, es llamado "el efecto Kinect" puesto que su utilización ha trascendido más allá del destino original para el que fue diseñado. Lógicamente, este nuevo alcance de Kinect también puede ser una interesante fuente de ingresos para Microsoft puesto que, hasta ahora, el SDK disponible estaba orientado a desarrolladores no comerciales que, al final, ha desembocado en múltiples proyectos de investigación que, en sus fases iniciales, no tienen ánimo de lucro.

El lanzamiento de un SDK comercial, además de una mayor venta de dispositivos (y no son pocas unidades las vendidas desde su lanzamiento en noviembre del año pasado), podría repercutir en nuevos ingresos derivados de su uso, convirtiendo a Kinect en un negocio que podría tener un peso importante en la compañía.

Mientras se lanza ese esperado SDK, Microsoft ha lanzado un vídeo en el que intenta plasmar ese "efecto Kinect" de que hablan, es decir, de cómo su producto ha calado en muchos otros sectores productivos ajenos al entretenimiento electrónico.

👇 Más en Hipertextual