Puede que a muchos os sorprenda, pero lo cierto es que el rumor de una televisión fabricada por Apple (no confundir con su AppleTV) lleva pululando años por la red.

Las más importantes firmas de análisis se han lanzado a la piscina en un momento u otro, estimando una televisión con acceso a Internet que según Gene Munster (Piper Jaffray) rondaría los $2.000.

De hecho, el pasado marzo Katy Huberty (Morgan Stanley) llegó a vaticinar el control del 1% del mercado de televisores por parte de Apple, que ingresaría 4.000 millones de dólares adicionales en los próximos dos años.

Un mes más tarde, Brian White (Ticonderoga Securities) emplazaba el lanzamiento a finales de este año, apodando al dispositivo como Apple Smart TV.

Hace unas horas, la posibilidad de una televisión por parte de los de Cupertino ha ganado más peso si cabe, basándonos no en predicciones, sino en las declaraciones concedidas por un ex-directivo de Apple a Daily Tech.

El susodicho (por supuesto mantenido en el más estricto anonimato) ha asegurado que en efecto Apple planea entrar al mercado de las televisiones, con lo que pretendería “borrar de un plumazo a Netflix y demás competidores”.

Por demás competidores refiere claramente a Google (con su Internet TV Project) o Sony, hartamente experimentada en esta clase de dispositivos.

Jobs y compañía ofrecerían así un interesante bundle: Apple TV y iTunes en un mismo dispositivo, todo ello bajo ecosistema iOS. No faltarán tampoco las consiguientes aplicaciones, prometiéndose una ingente cantidad de apps third-party.

Confirma la fuente que el lanzamiento está previsto para otoño, si bien podría terminar aconteciendo unos meses más tarde.

Lo que no termina de cuadrarnos en la información es que un fabricante externo vaya a encargarse de producir el aparato en su conjunto, de tal modo que Apple lo renombre sin dejar rastro alguno de su procedencia. Sería Samsung, a quien no importaría en absoluto (pese a lo que ha llovido) fabricar tan prometedor producto: “si tienes que competir contra alguien, que sea contra ti mismo” asevera la fuente.

¿Dejaría Apple en manos de otro lo que hasta ahora había venido controlando quirúrjicamente? Esto es, la arquitectura de su primera televisión. Lo dudamos, pero lo dice un ex-directivo, así que algo de verdad debe haber en todo esto...