Hace unos días se ha lanzado la segunda versión beta de iOS 5, la nueva versión del sistema operativo móvil de Apple, cuya versión final será lanzada en el próximo mes de octubre. En esta segunda beta, la empresa de la manzana ha comenzado a realizar modificaciones en el sistema de seguridad del sistema operativo, seguramente con el objetivo de complicar la posibilidad de hacer jailbreak a sus dispositivos según ha revelado Dev-Team.

Su primer movimiento ha sido restringir la posibilidad de hacer downgrade, o lo que es lo mismo, bloquear la posibilidad de bajar de versión si lo creemos necesario. Hasta ahora bajar de versión era tan simple como realizar una restauración al firmware deseado y en el caso específico de las personas que querían hacer jailbreak a sus dispositivos en muchas ocasiones se podía usar el SHSH de la versión indicada, el cual dependía del ECID del dispositivo.

A partir de ahora, Apple aplica el mismo método que hace con el baseband de los dispositivos y la autenticación de este se realiza mediante APTicket, algo que no solo sucederá en la restauración sino que también se verificará en cada inicio del dispositivo.

En principio esto es algo que afectará a partir de iOS 5, con lo que los usuarios que tengan instalado iOS 4.1 y quieran bajar a iOS 4.0 –por ejemplo—podrán hacerlo sin problemas. Esta modificación puede tener que ver bastante con la llegada de las actualizaciones OTA, las cuales ya se han activado en esta segunda versión beta y que pueden suponer una forma de luchar contra el jailbreak.

Sea como fuere, Apple tiene que saber bien cómo manejar bien este asunto, porque se puede convertir en un arma de doble filo. Tan solo hay que echar la vista al pasado, cuando la llegada de iOS 4 al iPhone 3G no le sentó demasiado bien teniendo un rendimiento malo. Muchos usuarios optaron por bajar a una versión donde el dispositivo les fuese mejor, ¿pero qué sucedería si a partir de iOS 5 no tuvieran esa posibilidad?

En caso de que así sea, puede significar dos cosas. La primera de ellas es que Apple tendrá que testear mucho más antes de lanzar una versión nueva y comprobar que en todos los dispositivos soportados funcione correctamente, aunque por otro lado también podría significar que el soporte para versiones más viejas de sus dispositivos sea finalizado antes. Y por poner en relieve la situación hay que señalar que iOS 5 no tendrá soporte para el iPhone 3G.

En cualquier caso, estamos hablando de un movimiento que han realizado en una versión beta y que podría ser suprimido en la versión final. Y aunque esto suceda, habrá cuales son los movimientos de los hackers, quienes podrán usar sus habilidades para que hacer downgrade y jailbreak siga siendo posible.

Vía: The Next Web

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.