Una de las principales novedades de iOS 16 está siendo descaradamente copiada por Samsung, quien recientemente ha lanzado la tercera beta de One UI 5, su capa de personalización que funcionará bajo Android 13. La compañía surcoreana, en concreto, está adaptando un diseño idéntico al de Apple en el área de personalización de la pantalla de bloqueo.

Según muestra la cuenta @TheAppleDesign en una publicación en Twitter, la función de personalización de la pantalla de bloqueo en One UI 5 incluye la posibilidad de editar el aspecto del reloj. También la de añadir una especie de widgets informativos o accesos directos a diferentes aplicaciones del sistema. Son, de hecho, dos opciones que también están presentes en iOS 16.

Samsung, además, ofrece una interfaz muy similar, con un área en la parte inferior de la pantalla donde es posible seleccionar la tipografía o los colores principales para los diferentes elementos de la pantalla. También con menú con las apps compatibles con los widgets para la pantalla de bloqueo.

Samsung, no obstante, ha incluido algunas funciones adicionales, como la posibilidad de redimensionar el reloj directamente desde la pantalla. Aun así, la inspiración en iOS 16 es extremadamente obvia. Debemos tener en cuenta, eso sí, que se trata de una versión beta. Por lo que el aspecto de la interfaz podría sufrir cambios en las próximas versiones. No está claro, por otro lado, si Samsung también ha copiado otra característica relevante de la nueva versión de iOS: la posibilidad de crear y seleccionar diferentes pantallas de bloqueo.

La pantalla de bloqueo, una de las principales novedades de iOS 16

La posibilidad de personalizar la pantalla de bloqueo en el iPhone es, de hecho, una de las principales funciones de iOS 16. Versión que, recordemos, ya está disponible para los iPhone 8 y modelos posteriores. Apple, en concreto, permite escoger diferentes estilos de reloj, cambiar los colores del texto o añadir widgets que pueden aportar información relevante. Entre ellos, uno para conocer la batería del propio terminal o aquellos accesorios conectados al iPhone. La compañía, además, permite a las aplicaciones de terceros diseñar y lanzar widgets para la pantalla de bloqueo.

Otra característica curiosa de esta nueva pantalla de bloqueo de iOS 16 es la posibilidad de diseñar un fondo específico para cada modo de concentración. De esta forma, cuando el usuario activa, por ejemplo, el modo 'No molestar', el sistema aplica automáticamente el fondo personalizado previamente para ello, sin necesidad de que el propietario del iPhone tenga que hacer nada más.

Participa en la conversación

6 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Que mentiroso que eres, esa función lleva disponible para Samsung desde por lo menos el Galaxy S10 a través de Goodlock. Seguramente Apple le dió el empujón que faltaba para implementar la oficialmente, pero de ahí a acusar de copias descaradas sin tener la más mínima idea de estos módulos me parece propio de un periodista de bajísima calidad. Ya me queda claro el nivel de esta página, que lamentable.

  2. Exacto, lo único que ha añadido Samsung es el poder editarla desde la propia pantalla, pero por lo demas ya se podia con Good Lock. La cuestión es que Apple copia esa pantalla en si y es brutal para los medios y fanáticos de la manzanita, pero si Samsung «copia» algo le dedican un artículo. Como se notan las preferencias, el sensacionalismo, y la busqueda de interacciones. Ridículo.

  3. está casi bien tu comentario. yo agregaría que acá son Appleorzamicos, capaz que Apple tiene alguna aplicación oculta para masturbarse, se ve que le pasaron como usarla pero… debe de ser buena porque….. uff como se comen la manzana jaja, el de barbilla es el peor

  4. Samsung tiene desde hace bastantes años esa customizacion, con una app que hay que bajar de la Galaxy Store llamada Goodlock (concretamente su modulo Lockstar). Lo único que han hecho es implementar ese modulo dentro de OneUI.

    Esto lo podriais haber mirado antes de soltar mierda, pero claro, eso no da clicks, verdad. Tampoco se de que me extraño a estas alturas.