Con la ayuda del telescopio espacial de rayos gamma Fermi, científicos descubrieron lo impensable: rayos de antimateria producidos encima de tormentas eléctricas. Se confirmó que el fenómeno, nunca antes visto por cierto, es causado por ráfagas de rayos gamma terrestres (TGF) generadas al interior de las tormentas eléctricas y asociados directamente con los relámpagos.

El descubrimiento fue anunciado ayer por Michael Briggs durante un encuentro de la American Astronomical Society. El científico mencionó que

esas señales son la primera evidencia de que las tormentas eléctricas crean rayos de partículas de antimateria

Son tres los pasos que llevan a la creación y detección de la antimateria producida por las tormentas:

  1. Campos eléctricos encima de las tormentas crean una avalancha de electrones con dirección al cielo. Cuando estos se estrellan contra las moléculas en el aire, se emiten rayos gamma --los de mayor energía.

  2. La energía de los rayos gamma acelera los electrones a una velocidad cercana a la de la luz. Pero cuando algún rayo pasa cerca del núcleo de un átomo, el rayo gamma se transforma en electrón y en positrón, su antipartícula un par de particulas: el electron y su antipartícula, el positrón.

  3. Hasta aquí el TGF ha tenido una duración de 1.98 milisegundos, tiempo suficiente para que alcance la altitud necesaria para ser interceptado por el telescopio Fermi, quien no hace sino confirmar la presencia de una aniquilación partícula-antipartícula.

De izquierda a derecha:

Se estima que todos los días ocurren unos 500 TGF en nuestro planeta, aunque pocos son detectados, y de hecho se piensa que todos ellos emiten rayos electrón/positrón.

Estoy seguro para la mayoría de nosotros esto ha sido una sorpresa, de esas que sólo un descubrimiento científico nos puede dar.

Imagen e información: NASA

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.